La Unión Ciclista Internacional (UCI) exoneró a Chris Froome de dopaje, una decisión que le permitirá ir en busca de su quinto Tour de Francia.

Froome había estado compitiendo bajo la sombra de una posible suspensión luego que una muestra de orina tomada durante su victoria en la última edición de la Vuelta a España en septiembre pasado dio positivo para una concentración de salbutamol, un medicamento contra el asma, del doble del nivel permitido.

“Los resultados de la muestra de Froome no constituyen un AAF (Resultado Analítico Adverso, por su sigla en inglés)”, señaló la UCI en un comunicado y cerró “el proceso contra el señor Froome”.

El Tour inicia el sábado y, antes del comunicado de la UCI, los organizadores de la prueba le habían negado la participación al británico.

“Nunca he dudado de que este caso sería desestimado por la sencilla razón de que yo sabía que no hice nada malo”, dijo Froome.

El uso de medicamentos contra el asma por parte del ciclista británico está documentado.

Las normas de la Agencia Mundial Antidopaje determinan que un deportista puede ser absuelto por un uso excesivo de salbutamol si demuestra que el resultado se debió a una dosis terapéutica apropiada.

“Padezco asma desde la infancia. Conozco exactamente cuáles son las reglas con respecto a mi medicación para el asma y sólo utilizo mi inhalador para controlar mis síntomas dentro de los límites permisibles”, expuso Froome.

Con una victoria más en los Campos Elíseos, Froome igualaría el récord de cinco tours de Jacques Anquetil, Eddy Merckx, Bernard Hinault y Miguel Induráin.