Después del júbilo por el título de la Copa Oro 2019, el entrenador Gerardo Martino mencionó sobre la Selección Mexicana lo siguiente: "El proceso de recambio generacional es lógico, torneos como éste le irán dando experiencia a nuestros jugadores más jóvenes".

Sin embargo, más adelante, en septiembre, el catastrófico resultado ante Argentina por 4-0 en la última fecha FIFA, puso la situación en signos de interrogación. El resultado puso en duda el nivel de varios jugadores con experiencia, que incluso podrían no llegar hasta el 2022 para el Mundial de Qatar.

Para entonces, jugadores como Nestor Araujo tendrá 31 años; Guillermo Ochoa, 37; Miguel Layún, 34 y Javier Hernández cumplirá 34 años de edad. Este aspecto puntualiza la necesidad de desarrollar el trabajo de capacitación en jóvenes futbolistas que aumenten las opciones para seleccionar. Algo de lo que es consciente Martino.

Por ello, en la planificación del calendario, la Federación Mexicana de Futbol (FMF) pidió organizar un partido amistoso, a pesar de que actualmente no se dispute fecha FIFA y los equipos no estén obligados a prestar a sus futbolistas. Con la intención de generar una amalgama a futuro entre los experimentados que lleguen en buen momento al 2022 y los jóvenes talentos que estén consolidados.

“Es el principal objetivo de este tipo de partidos, porque como se ha venido observando hay una buena relación entre la generación preolímpica y la selección mayor. Se está promoviendo bien esta circunstancia para que los muchachos se sientan observados, analizados y que en un momento dado, Gerardo Martino sepa las características y por menores de cada jugador. Hablar de nombres sería injusto, pero estos partidos van a descubrir ese carácter que se necesita para estar en la mayor”, explicó a El Economista, Raúl Gutiérrez, entrenador campeón del mundo sub 17 en 2011.

Para el partido contra Trinidad y Tobago, el ‘Tata’ Martino dispuso de una plantilla de trabajo de 24 futbolistas, quienes tienen un promedio de edad de 21 años. De ese total, solamente Raúl Gudiño, Jesús Angulo, Gerardo Artega, Erick Aguirre y Jonathan González han disputado partidos con la Selección Mexicana mayor. Los otros 19 no han tenido oportunidad.

A pesar de no haber contado con minutos previos en el Tri, Gerardo Martino tiene a jugadores que han probado su experiencia en la Liga MX, con casos específicos como José Juan Macías, Sebastián Córdova, Alan Mozo y Sebastián Jurado.

Macías, en febrero de este año, estaba valuado en 706,000 dólares y actualmente se convirtió en el lugar 14 de los futbolistas más valiosos de la Liga MX, al ser cifrado en 5.4 millones de dólares.

Sebastián Córdova, con el América en el pasado Clásico Nacional, se llevó los reflectores con dos goles. Alan Mozo, es un titular indiscutible en el 11 de Pumas, con el 90% de los minutos jugados en los que va de éste torneo.

Sebastián Jurado, ha sido uno de los más destacados con los Tiburones Rojos del Veracruz, a pesar del mal rendimiento del equipo, es el segundo jugador más valioso del equipo con 1.6 millones.

 

kg