Los organizadores del Tour de Francia rechazaron la participación del ciclista británico Chris Froome, cuádruple ganador de la ronda gala, que empieza el próximo sábado, anunció el diario Le Monde.

La decisión final pertenece a la Cámara Arbitral del Deporte del comité olímpico francés, que debe pronunciarse el martes, precisó el diario. La agencia AFP confirmó la información que cuestiona la presencia de Froome en la Grande Boucle.

El británico, ganador de la última edición de la ronda gala, protagonizó un control antidopaje anormal, por exceso de salbutamol, durante la Vuelta a España el pasado mes de septiembre. Un procedimiento fue abierto en su contra, pero, según el reglamento, el británico está autorizado a correr, a la espera de la decisión final del Tribunal antidopaje de la Unión Ciclista Internacional (UCI), debido a la naturaleza de la sustancia en cuestión.

Según Le Monde, la presencia de Froome en la audiencia prevista para el martes no está garantizada, antes de que la sentencia sea comunicada al día siguiente. De su defensa se encargaría el abogado Mike Morgan, que lo defiende ante el Tribunal antidopaje de la UCI encargado de sancionar o no al corredor del equipo Sky en razón de su resultado anormal en el control antidopaje de la Vuelta.

En el reglamento del Tour (artículo 29), los organizadores tienen “la posibilidad de rechazar la participación de un equipo o de uno de sus miembros si su presencia pudiera dañar la imagen o reputación de ASO o de la prueba”.