Juan Toscano encaja en los Warriors, la organización más importante de la NBA en la última década, pues su aporte va más allá de números y estadísticas. Su desempeño deportivo ha venido de menos a más gracias a su capacidad de adaptación y entendimiento del juego, sin embargo, el mexicano encuentra su valor siendo un nexo entre los jugadores jóvenes y los más experimentados, liderando en el vestidor, con labores sociales y como embajador del equipo en la comunidad latina.

Al mexicano le sigue sorprendiendo estar rodeado de figuras como Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green, aún así, describió que le gusta aportar su opinión en el vestidor, en la banca y en la cancha. Se considera un líder que se ha ganado el respeto de sus compañeros por ser él mismo.

Contribuye al ambiente con música salsa, baile y hace bailar a sus compañeros; su edad, 27 años, y su experiencia de seis años en el profesionalismo en Europa, Sudamérica y México, aunado a su novatez en la NBA, le permiten ser la unión entre los jóvenes y veteranos de un equipo con promedio de edad de 25.8.

"Creo que me puedo relacionar mutuamente con los jugadores más jóvenes porque la verdad soy un rookie, es mi segundo año en la NBA y ellos también son rookies, y con eso yo puedo ver mi valor en el equipo”, dijo Toscano a este diario.

El jugador, que se ha desempeñado en la posición de alero y ala-pívot, tiene como atributo dentro de la duela “su integración al sistema del equipo en ambos lados de la cancha y su disposición a llenar su rol de jugador complementario de la mejor manera posible”, destacó Carlos Morales, analista de baloncesto de ESPN.

Steve Kerr, head coach del plantel, no duda en resaltar el alto entendimiento del juego de parte del mexicano, quien entró al relevo cuando James Wiseman y Kevon Looney perdieron partidos por lesión; así, Toscano sumó 10 titularidades consecutivas.

“Cada vez que entra, pone la pantalla al tiempo indicado, hace el corte al tiempo correcto, apoya a la defensiva en el momento correcto. Es un poco como Draymond (Green) en eso, su cerebro está en alerta todo el tiempo. Pienso que absolutamente pertenece a esta liga y, especialmente en nuestro equipo, creo que (su lugar) tiene mucho sentido”.

Su trascendencia va más allá de las paredes del Chase Center, la casa de los Warriors. La liga de desarrollo de la NBA lo nombró como el ganador del Premio de Asistencia Comunitaria de la temporada 2019-20 “por su compromiso continuo de impactar positivamente las vidas de los niños y las familias en Santa Cruz y Oakland, especialmente los de la comunidad latina”, explicó un comunicado.

Pláticas sobre la importancia de la educación, clínicas gratuitas de baloncesto y donaciones para empoderar a la comunidad latina son algunas de las acciones en las que el mexicano se concentra fuera de la práctica de basquetbol.

"También es de Oakland y tiene presencia en la comunidad ayudando a los niños del área donde creció", dijo Kerr.

El basquetbolista se ha convertido en un embajador de la NBA y de los Warriors no solo en México, también para la comunidad latinoamericana, como reconocen los periodistas de la región.

Su actuación en la duela no ha hecho más que incrementar el interés de la afición mexicana en el equipo: de acuerdo a la herramienta Google Trends, Juan Toscano es el segundo jugador más buscado en la web en México, por encima de figuras como Klay Thompson, Draymond Green y solo por detrás de Stephen Curry.

“Hay más responsabilidad de ser una buena imagen de básquet en México, también en ser un líder en la selección. El trabajo fue muy difícil para llegar a la NBA, pero es más difícil permanecer. Quiero trabajar más duro, enfocarme más porque hay más cosas afuera que ganar”, destaca Toscano-Anderson.

fernanda.vazquez@eleconomista.mx