Al final Pumas ahogó la emoción del triunfo. Antonio Torres Servín, técnico universitario, reflejó el sentir de los miles de aficionados que acudieron al debut del equipo en el Clausura 2013. La intranquilidad del entrenador durante el partido dio cuenta de la amenaza de no lograr el triunfo; al final, el empate a un gol entre Pumas y Atlas hizo recordar a los seguidores las inconsistencias del plantel durante el torneo pasado.

Los primeros minutos fueron de ímpetu para los felinos, las bandas fueron la clave para crear peligro en la portería de Miguel Pinto. Cuando se cumplían 10 minutos de juego llegó la primera emoción al estadio universitario tras un tiro de esquina que Héctor Herrera logró conectar, pero que el portero sacó de la línea de gol.

A partir de entonces el equipo local vivió sus mejores momentos. Torres Servín indicaba movimientos y, en ocasiones, regresaba a la banca mientras su equipo se apoderaba del balón y generaba más ocasiones de gol. Martín Bravo probó al portero visitante en dos ocasiones con disparos; fue hasta el tercer intento que logró vencerlo.

Herrera puso en los pies de Martín Bravo el balón, tras un centro al área, el delantero quedó frente a Pinto para inaugurar el marcador del partido.

Sin embargo, el gol no cambió el semblante del técnico, quien se mostró cauto, mientras los jugadores se fundían en un abrazo, el estratega corrió a la banca, conteniendo la emoción, sabedor que faltaban 50 minutos para que culminara el encuentro.

La finalización del primer tiempo fue lo mejor para Atlas, que durante la primera mitad esperaba un contragolpe, la única forma visible para hacerle daño a Pumas. En la segunda parte nuevamente los locales propusieron el partido manteniendo la posesión del esférico. Un disparo de Herrera fue el último aviso de gol de Pumas.

A partir de ese instante, el equipo local cayó en un letargo, la pasividad universitaria fue aprovechada por Omar Bravo, quien remató un centro de Matías Vuoso para terminar con la calma en el estadio. El empate revivió los sinsabores de la temporada pasada, la afición terminó silbando a su equipo, mientras un insatisfecho Torres Servín recorrió lentamente el túnel hacia el vestidor, esperando que la próxima ocasión disfrute la alegría del triunfo.

Xolos inicia con triunfo

El campeón arrancó con el pie derecho su participación en el torneo mexicano. Tijuana superó 2-1 a Puebla de Manuel Lapuente, en un compromiso en el que a los locales la fortuna no les favoreció, situación que los dejó con las manos vacías.

Duvier Riascos y Cristian Pellerano marcaron los goles para los de la frontera, mientras que Roberto Carlos Juárez descontó para los camoteros.

Las tres anotaciones se presentaron en la primera etapa y ya para el complemento sólo hubo aproximaciones en los dos arcos, aunque al final Antonio Mohamed pudo festejar un debut con cosecha de tres puntos.

Toluca y Chivas ?dividieron puntos

El subcampeón Toluca sacó el 1-1 del Omnilife, cancha que de nueva cuenta presentó una pobre entrada y en la que tras el silbatazo final nadie pudo festejar la victoria.

Lucas Silva abrió el marcador al 83 pero apenas dos minutos después Miguel Sabah se estrenó en su regreso al Rebaño y decretó la igualada definitiva. La mala noticia para el delantero de Chivas fue que a segundos del desenlace del compromiso se hizo expulsar tras soltar una patada a Edgar Dueñas.