Consciente de que el partido ante Cruz Azul es trascendental para tomar confianza en el torneo, Antonio Torres Servín aseguró que ganar el duelo de la Jornada 6 ayudará a su equipo para estar tranquilos y tomar rumbo en alcanzar el objetivo principal: calificar a la Liguilla.

La mesura es una característica que emana el técnico de Pumas y no siente amenazado su lugar si no consigue los tres puntos. Cada semana me juego el puesto, soy consciente de que los puntos no nos favorecen , aseguró Torres Servín, quién también destacó la dificultad del partido ante Cruz Azul, quinto en la tabla general.

Luego de que en el torneo anterior Pumas tuvo tres entrenadores, Servín dijo que la directiva respalda su proyecto, pese a sumar sólo cinco puntos en igual número de jornadas. La tranquilidad la dan los resultados , indicó el técnico con menor efectividad de los últimos seis meses en Pumas.

El técnico de Pumas apela a la idea futbolística que su equipo muestra en cada partido. Tenemos llegada, orden y jugamos a algo, eso nos da la tranquilidad que los resultados se darán pronto , agregó.

La ofensiva de Pumas aún está en deuda, cuatro goles en el torneo la colocan como una de las menos productivas. Torres Servín mencionó: La ansiedad por hacer el gol les impide a los jugadores tomar la mejor decisión al momento de definir .

La complejidad del partido ante Cruz Azul se basa en enfrentar a la mejor ofensiva del torneo, con 12 goles; sin embargo, en el historial en torneos cortos la tendencia apunta al empate; 11 partidos han terminado con igualdad en el marcador, seis partidos en favor de los cementeros y cuatro para Pumas.

eduardo.hernandez@eleconomista.mx