Nueva York.-El tope salarial de la NBA para la próxima temporada fue fijado en 58.04 millones de dólares, una cifra mayor a lo anticipado que podría permitir a Miami Heat a conformar un equipo en torno de Dwayne Wade, Chris Bosh y quizás LeBron James.

El tope entra en vigencia el viernes, poniendo fin al período de moratorio de la liga y permitiendo la contratación de los jugadores libres.

La cifra vigente hasta ahora era de 57.7 millones de dólares.

Los equipos fueron advertidos en julio que la crisis económica podría enviar el tope a una cifra de entre 50.4 y 53.6 millones de dólares, unos diez millones por debajo de lo que los equipos anticiparon en algún momento.

Al parecer, la liga sobrestimó sus ingresos.

El comisionado David Stern dijo en abril que la liga proyectaba el tope a 56.1 millones, resultado del trabajo creativo de los equipos para vender entradas y conseguir patrocinios que aumentaron sus ingresos, y la cifra anunciada superó ese nivel.

Los casi 2 millones de dólares más podrían ser decisivos para que Heat persuada a James unirse a los otros dos astros, quienes anunciaron el miércoles que planeaban firmar para Miami. El tope no incide en sus salarios en el primer año en un contrato máximo, que sería de 16.6 millones.

Esto significa que los Knicks de Nueva York tienen unos 36 millones de dólares para gastar antes de que se firmen los contratos, dejándoles unos 18.9 millones después que Amare Stoudemire firme un anticipado acuerdo por cinco años y 99.7 millones de dólares.

El salario mínimo para un equipo es de 43.5 millones, el 75% del tope.

BVC