América perdió por primera ocasión en el torneo 12 semanas después. Las Águilas de Miguel Herrera cayeron en casa 2-1 ante Toluca en un juego lleno de patadas y tarjetas que concluyó con 21 jugadores en la cancha y los dos técnicos en las tribunas.

Parecía que los americanistas tendrían una noche tranquila luego de que apenas a los dos minutos Renato Ibarra abriera el marcador tras concluir un contragolpe. Pero no. Toluca reaccionó y al nueve puso el

1-1 con un remate de Rubens Sambueza, quien aprovechó un mal rechace de Agustín Marchesín.

De ahí en adelante lejos de que la afición que asistió al Azteca fuera testigo de acciones futboleras, tuvieron que ver cómo en la cancha se metía la pierna más fuerte de lo permitido, situación que provocó que salieran tarjetas a diestra y siniestra. Fueron ocho amarillas y una roja los tarjetones mostrados por el silbante, que echó a Bruno Valdez en la primera parte por doble amonestación.

Además, al 70, Miguel Herrera y Hernán Cristante se fueron expulsados luego de hacerse de palabras y lanzar manotazos tras reclamar una acción. Luego de ser sancionados, ambos técnicos se dieron un abrazo y se fueron charlando hacia el túnel.

Fue al 81 cuando llegó el tanto que terminó con la condición invicta del América. Tras el cobro de una falta la pelota botó dentro del área y Osvaldo González se barrió para fusilar al arquero y convertirse en el primer club que venció a las Águilas en el Clausura 2018.