Tijuana, BC.-Irapuato sigue como un rival insuperable en el Torneo Clausura 2011 para Tijuana, que no pudo aprovechar su localía en el capítulo de "ida" de la final por el título de la Liga de Ascenso, partido que concluyó con empate 1-1, aunque ambos perdonaron opciones muy claras para ganar.

El defensa central Aurelio Molina marcó el tanto de Xoloitzcuintles a los 61 minutos, pero Luis Alberto Valdés adelantó en el minuto siete a Freseros, en choque disputado en el estadio Caliente bajo un calor infernal.

Será el próximo sábado en el estadio Sergio León Chávez donde se definirá al monarca del presente certamen. Si ganan los "perros aztecas" de forma automática ascenderán a Primera División, mientras que si la "trinca" sale airosa habrá dos juegos más para el ascenso.

BVC