Francia dio la sorpresa al eliminar a Estados Unidos por 89-79 en los cuartos de final del Mundial de Basquetbol, y será rival de Argentina mañana en semifinales.

Los Bleus no habían vencido nunca en competición a los estadounidenses, que acudieron a esta cita en China 2019 con importantes ausencias.

El técnico estadounidense Gregg Popovich no quiso ponerlo como excusa: “No importa quién estaba en el equipo. No puedo estar más orgulloso de estos 12 chicos que sacrificaron su verano por estar acá”.

“Nunca habían jugado juntos antes, pero lo dieron todo en la cancha y compitieron. Merecen todo el crédito por ello (...) lo mismo que Francia merece todo el crédito por haber ganado”, añadió el veterano técnico, de 70 años.

“Este debate (el de las ausencias) es irrespetuoso (...) por estos jugadores, por Francia y por el resto de equipos del torneo. Francia nos ganó”.

Para la selección estadounidense, vigente tricampeona olímpica y bicampeona mundial, es la primera derrota en el torneo desde la caída en semifinales del Mundial del 2006 ante Grecia.

Los avisos previos

En la preparación mundialista, Estados Unidos ya había dado muestras de vulnerabilidad al caer 98-94 contra Australia en Melbourne, en el primer revés de un equipo 100% NBA desde ese 2006.

Estados Unidos ya había estado al borde de una derrota en la primera fase de este torneo ante Turquía (93-92).

Pese a los 29 puntos y 6 rebotes de Donovan Mitchell (Utah Jazz), la selección estadounidense no consiguió mantener el ritmo impuesto por Francia, que contó con cuatro jugadores que la pasada campaña jugaron en la NBA.

Los líderes de los franceses fueron el pívot de los Jazz, Rudy Gobert (21 puntos, 16 rebotes), y el escolta de los Orlando Magic, Evan Fournier (22 puntos, 4 asistencias).