Calendario reducido y recortes de sueldo planteado por los dueños contra un calendario amplio y salarios completos planteado por el sindicato de jugadores. De acuerdo a Jeff Passan, reportero de MLB, aunque los peloteros esperan que la liga rechace su oferta, “esta servirá como un puente para un acuerdo potencial esta semana”.

El plan económico que presentaron los dueños de la MLB para una temporada más corta (82 partidos) incluye una reducción de hasta el 80% a los sueldos más altos de los peloteros, este escenario amortiguaría el golpe financiero a los clubes con mayores pérdidas por nóminas y días de juego. No fue bien recibido y el sindicato de jugadores (MLBPA) lo calificó de “decepcionante”.

La MLBPA presentó una contraoferta en el que plantea el pago total de las nóminas prorrateadas a 114 juegos (del 30 de junio al 31 de octubre), lo que incrementa el monto total de estas de 1,400 millones, planteada por los dueños, a cerca de 3,000 millones de dólares.

En este sentido, tomando como ejemplo al beisbolista mejor pagado, Mike Trout, la diferencia de sueldo entre lo que plantean los dueños y el sindicato es de 20.3 millones de dólares, según el medio especializado Más que 27 outs.

Los jugadores plantearon la posibilidad de recibir sueldos diferidos en caso de que la postemporada se lleguen a cancelar por algún motivo, una de las preocupaciones de la liga, esta cantidad sumaría 100 millones de dólares y se aplicarían a los jugadores cuyos salarios son de más de 10 millones e incluyen intereses para compensarlos.

La propuesta del sindicato también solicitó que la postemporada de 2020 y 2021 se dispute en un formato ampliado, un adelanto salarial de 100 millones para dividir entre los jugadores durante el “spring training 2.0”, los jugadores aceptarían usar micrófonos en el campo para mejorar las transmisiones y celebrar un Juego de Estrellas o un Home Run Derby para generar más ingresos.

Además buscan que los peloteros se puedan negar a jugar por estar clasificados dentro de un sector de “riesgo” por problemas de salud o tener familiares más vulnerables al contagio y recibir su salario íntegro, mientras que otro grupo que no clasifique como “alto riesgo”  pero decida no jugar, sólo recibiría su tiempo de servicio, sin pago.

La propuesta de los dueños la semana pasada era de una reducción de sueldos escalada, siendo los mejor pagados quienes sufran los mayores recortes. Los jugadores que ganan entre 563,501 dólares y 1 millón de dólares conservarían más del 70% de su salario. Ese número disminuye al 50% para los salarios en el rango de 1 a 5 millones, el 40% en el nivel de 5 a 10 millones y los jugadores que ganan más de 20 millones por año solo recibirían el 20% de sus salarios. En consecuencia, equipos que no cuentan con esa carga nominal se beneficiarían.

En el calendario propuesto por la MLBPA, la decisión de comenzar la temporada debe ser inmediata, puesto que prevén tres semanas de pretemporada.

[email protected]