Sólo 15 días cada dos años. Tan sólo dos semanas son las que los Juegos Olímpicos logran llamar la atención en todo el mundo... luego la llama se apaga. Es justo eso lo que el Comité Olímpico Internacional, gracias a sus reformas, busca evitar, para que el olimpismo esté vigente durante todo el ciclo deportivo.

Apenas el lunes, el organismo presidido por el alemán Thomas Bach aprobó la creación de un canal de televisión, el cual al principio sólo podrá ser visto por Internet y que probablemente estará listo para el 2017, con lo que el COI espera levantar el perfil de los Juegos Olímpicos después de que los pebeteros se extinguen.

Me dijo: ‘Mira, así como nosotros confiamos en nuestros socios, en particular en los de difusión, tenemos que hacer algo nosotros mismos’ , dijo a The New York Times Timo Lumme, director general de la Comisión de Servicios de Televisión y de Marketing, en referencia a Bach.

Este nuevo canal sólo se asemeja a algunos de su tipo que ya cuentan con una buena tradición. Ligas como la NBA de basquetbol, o equipos como los Yankees de la Major League Baseball han creado sus propios canales luego de entender lo valioso de sus marcas, aunque el del COI tendrá exclusivamente transmisiones por Internet.

Para el COI, utilizar las plataformas digitales será una opción para posicionarse y ser accesible a todo el mundo.

No hay duda de que la tecnología es un gran facilitador para nosotros , dijo Lumme a The New York Times. Si nos remontamos 15 o 20 años, la idea de lanzar un canal olímpico, pasando por las regulaciones de cada país en el mundo para lanzar una red, habría sido una propuesta muy diferente a lo que está disponible hoy para lanzar un canal digital de Internet a través de todos los territorios a una población específica .

De acuerdo con información del organismo, el canal iniciaría con un total de 45,000 horas de películas de archivo digitalizado y video, que irían desde históricas imágenes de Atenas 1896, aunque se nutrirían, en su mayoría, de las imágenes de los Juegos Olímpicos más recientes.

El canal de televisión estará dotado de un presupuesto de 446 millones de euros para el periodo 2015-2021. El presupuesto estará asegurado en gran parte por el COI (175 millones de euros), los comités olímpicos nacionales (72 millones), las federaciones internacionales (72 millones) y por las ventas (133 millones). Las sedes de la televisión estarán España y Suiza.

Y aunque pudiera pensarse que con los derechos sobre las imágenes y todo lo relacionado con el olimpismo que tiene el COI pudiera hacer competencia a sus socios comerciales, lo cierto es que el canal no transmitirá los eventos deportivos, aunque no se descarta la transmisión de algunos eventos deportivos que no sean los Juegos Olímpicos, siempre haciendo alianza con las federaciones internacionales y nacionales.

Además, tampoco descartan hacer alianza con las mismas cadenas que tienen los derechos olímpicos, esto tomando como ejemplo lo que hace la NFL Network, que en conjunto con CBS Sports transmite 16 partidos; o la NBA TV, que esta temporada transmitió 97 juegos.

El objetivo del canal es ofrecer el material antiguo, gran parte de él no se veía desde que fue transmitido originalmente, y además producir nuevo programación, incluyendo noticias olímpicas y otros temas como mascotas y los valores del COI, como la educación y el ambientalismo.

También proporcionaría una plataforma para las ciudades que aspiran a organizar los Juegos de verano y de invierno y contemplan que será una forma de que los patrocinadores olímpicos puedan llegar más directamente a su público.

Ésta no es la primera vez que se ha propuesto un canal Olímpico. En el 2009, el Comité Olímpico de Estados Unidos desarrolló un plan para comenzar una red y fusionarlo con Universal Sports, una red en parte propiedad de NBC. Pero el plan se vino abajo en medio de la oposición de la COI, y fue enterrado en el 2010.

El Comité Olímpico puso en duda la viabilidad de la red y además cuestionó cómo afectaría su relación con la NBC, pues sugirió que la empresa podría no ser capaz de utilizar el nombre de los olímpicos o material de archivo de manera correcta.

El canal se lanzará de primera instancia en inglés, aunque también se contempla que pueda transmitirse en español y en chino, mientras que otros lenguajes serán añadidos con el tiempo. Mientras que su programación estelar será común en todo el mundo, aunque en algunos horarios específicos se adaptará a las regiones y a los gustos de cada país.

Ahora el COI se enfrentará a la tarea de llevar su red digital a un mundo que está lleno de cadenas deportivas repletas de eventos que llegan a la audiencia por diversos medios de comunicación y un público que tiene una selección cada vez más amplia de opciones de entretenimiento.

[email protected]