Los fanáticos del futbol americano, en Estados Unidos, han gastado en promedio en las últimas cinco ediciones del Super Bowl 74.3 dólares para comprar comida, bebidas, ropa, accesorios, objetos para decorar y televisiones, principalmente, de acuerdo con la información de National Retail Federation (NRF), que ha realizado encuestas para conocer el comportamiento de los consumidores.

Para la presente edición del Super Tazón entre los New England Patriots y los Atlanta Falcons, se estimó que los seguidores desembolsarán 75 dólares para el duelo que disputaron los Patriots frente a lo Seahawks, los consumidores destinaron 77 dólares , aunque se registra un descenso de 8.7% en relación con el gasto que realizaron los aficionados el año anterior, el número de personas que verá el partido no registra cambios, con 188 millones de personas.

Pam Goodfellow, analista de Prosper Insights & Analytics, indicó en el reporte de la NRF que el Super Bowl es uno de los pasatiempos favoritos en Estados Unidos y es una de las oportunidades para reunirse con los amigos y familiares, después de la época navideña.

De las personas encuestadas, ocho de cada 10 personas destinan dinero para comparar alimentos. Según datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, el Super Bowl es el segundo día en el que más alimentos se consumen en dicha nación; el primer lugar lo ocupa la celebración por el Día de Acción de Gracias.

La National Chicken Council reportó en su informe anual que durante este fin de semana los estadounidenses consumirán 1,330 millones de alas de pollo, lo cual significa un incremento de 2% en relación con la edición pasada. El sector de la población que se coloca entre 18 y 24 años son los que más consumen este alimento (60%). En tanto en las cadenas de restaurantes en donde venden dicho producto reportan que prácticamente duplican el número de ventas para dicho evento deportivo.

Además, se consumen 14,500 toneladas de papas, 4,000 toneladas de palomitas y 50 millones de cajas de cerveza. Un fanático consumirá durante el partido un promedio de 1,200 calorías en botanas, según cifras del portal The Post Game.

Los principales planes para el próximo 5 de febrero son realizar una fiesta (45 millones de personas) o planean asistir a una fiesta. En tanto, son 12.4 millones fanáticos los que planean acudir a algún bar o restaurante; en este rubro se registra un incremento de 18% respecto de la edición pasada.

El partido por el Trofeo Vince Lombardi, 43% de los espectadores indica que la parte más importante es el juego; 24% menciona que son los comerciales; 15% alude que es convivir con los amigos y el resto respondió que es el espectáculo del medio tiempo.

Nuevo estadio de Raiders se queda sin US650 millones

El magnate de los casinos Sheldon Adelson se retiró de un acuerdo para la construcción de un estadio techado de 1,900 millones de dólares en Las Vegas, donde jugarían los Raiders.

El anuncio surge después de una propuesta del equipo para pagar 1 dólar anual por alquiler y para operar el estadio. El proyecto se queda por lo pronto sin uno de los responsables principales de dar respaldo financiero para mudar al equipo de Oakland a Las Vegas.

Adelson desempeñó un papel protagónico en la iniciativa para atraer a los Raiders y para que Las Vegas tuviera un equipo de la NFL por primera vez. El plan creció eventualmente para involucrar el desembolso de 750 millones de dólares de los contribuyentes.

El multimillonario y su familia habían prometido pagar 650 millones de dólares. Ahora, los Raiders tendrían que buscar ese dinero a partir de otras fuentes.

La oficina del gobernador de Nevada, Brian Sandoval, informó que el arrendamiento planteado la semana anterior contempla que los Raiders absorban 1,150 millones de dólares. (Con información de AP)

[email protected]