El brillo de los Suns sigue imparable. El equipo de Phoenix aseguró su regreso a unas finales de conferencia tras arrasar la serie semifinal 4-0 ante los Denver Nuggets, con la cuarta victoria definitiva por marcador de 125-118 la noche del domingo. Esto significa que los Suns pelearán por el título de la Conferencia Oeste de la NBA contra el vencedor de Utah Jazz y Los Ángeles Clippers.

La escuadra de Phoenix dejó en ceros a los Nuggets de Nikola Jokic, el MVP de la temporada, con una gran actuación del veterano Chris Paul, quien ha sumado 157 puntos y 87 asistencias en los 10 partidos del equipo en playoffs. Los jóvenes Devin Booker y Mikal Bridges también han colaborado con 279 y 120 puntos.

La última vez que los Suns fueron finalistas de conferencia fue también la última vez en que accedieron a unos playoffs de NBA: en la temporada 2009-2010. En aquella ocasión perdieron la antesala de las Finales ante los Lakers por 4-2.

Pero ahora, el equipo de Monty Williams aspira a superar esa fase y volver a unas Finales después de 28 años, ya que su última participación fue en la temporada 1992-93, cuando cayeron también por 4-2 ante los Chicago Bulls de Michael Jordan.

Los Suns nunca han ganado un campeonato de NBA, pero con Williams en el banquillo y con Paul, Booker y Bridges en la duela esperan romper esa sequía. Su ofensiva es su principal carta: en los 10 partidos de playoffs 2021 que han disputado, su registro de anotaciones más bajo ha sido de 99 en un juego, mientras que en los otros nueve superó los 100 puntos.

Su rival en las finales de conferencia podría ser el Utah Jazz, el único equipo que tuvo mejor balance de victorias que los Suns en toda la NBA durante la temporada regular con 52-20 contra 51-21. Utah lidera la serie 2-1 y se enfrenta hoy a Clippers en el cuarto partido.

Giannis inyecta vida a Bucks

En la Conferencia Este, los Milwaukee Bucks derrotaron 107-96 a los Brooklyn Nets y colocaron el 2-2 en las semifinales, en un juego marcado por la lesión de Kyrie Irving, que podría cambiar el rumbo de la serie.

Impulsados por Giannis Antetokounmpo (34 puntos y 12 rebotes), los Bucks sumaron su segunda victoria seguida en Milwaukee ante unos Nets que no pudieron superar el golpe de perder a Irving por un esguince del tobillo derecho. Así perdieron la ventaja de 2-0 que habían tomado en los primeros dos juegos.

El retiro de Irving, que dejaba a Brooklyn sin dos de sus tres superestrellas, se produjo en el segundo cuarto con el partido igualado, cuando sumaba 11 puntos en 17 minutos.

La baja del base se une a la del escolta James Harden (isquiotibiales), de quien se desconoce si podrá regresar en esta serie.

El técnico, Steve Nash, explicó que la prueba de rayos X a Irving fue negativa pero será sometido a pruebas adicionales para determinar si podrá estar para el quinto juego, el martes.

Kevin Durant, la única superestrella disponible para los Nets, terminó con 28 puntos y 13 rebotes que fueron insuficientes para evitar la derrota.

Los Nets, un ambicioso proyecto construido alrededor de Durant, Irving y Harden, intentarán rehacerse ante su público el martes, en el quinto partido de la serie.