Apenas consiguió la cuarta victoria de su carrera desde que se convirtió en un profesional en el 2004, pero el estadounidense Brandt Snedeker puede presumir que ayer dio la ronda de su vida en el PGA Tour Championship al adjudicarse el torneo que le valió embolsarse 11.4 millones de dólares.

Snedeker de 31 años requería ganar el PGA Tour Championship para dejar sin posibilidades al norirlandés Rory Mcllroy de adjudicarse el título de la FedEx Cup, y lo hizo al conseguir una ronda con tres birdies que lo llevaron a ganar ambos trofeos al entregar una tarjeta en la ronda final de 68 golpes, dos por debajo de par y un acumulado de 270 impactos, 10 bajo el par.

Brandt, quien inició en el golf desde niño gracias a que su abuela administraba un campo de golf, se adjudicó 1.4 millones de dólares por el torneo y 10 millones de dólares por el bono de la FedEx Cup en su versión individual.

Esta ha sido una semana increíble. El campo de golf está en gran forma. Obviamente me gustaba, pero esto fue fantástico , aseguró Snedeker tras su victoria.

Mcllroy, favorito para llevarse ambos títulos, ayer tuvo su peor ronda del torneo al entregar una tarjeta de 74 impactos, cuatro arriba de par y un acumulado de 279 golpes uno bajo el par quedando en el puesto 10 de la competencia, pero necesitaba que Brandt quedara tercero para quedarse con el título de la FedEx Cup.

En tanto, el estadounidense Tiger Woods, con tres triunfos este año en el PGA Tour y segundo jugador más ganador del año, sólo detrás de Rory con cuatro, tampoco logró brillar al quedar en el escalón ocho, empatado con Hunter Mahan con acumulado de 278 golpes, dos por debajo de par.