Broncos de Denver y Falcons de Atlanta, que compartieron la mejor marca de la liga con 13-3, están muy conscientes de una ley no escrita en la NFL: los resultados de la temporada regular no son garantía.

Durante la última década, sólo dos de los 13 equipos que tuvieron el mejor récord de la campaña regular –o empataron con la mejor marca– ganaron el Super Bowl: Buccaneers (2002) y Patriots (2003).

Los últimos ocho equipos que llegaron a la postemporada con el mejor registro fueron eliminados antes de poder poner sus manos sobre el Trofeo Lombardi.

Tanto Broncos como Falcons prometen practicar como campeones esta semana y no permitir que el descanso y la relajación desemboquen en un bajón.

En las últimas siete campañas, tres de los equipos preclasificados en el sexto sitio y un número cuatro fueron campeones, lo que da esperanzas a conjuntos como Ravens, Redskins, Bengals y Vikings.

En el 2012, Green Bay descansó a sus titulares en el último partido de la campaña regular, perdió ritmo y se convirtió en el primer equipo con marca de 15-1 en caer en su primer duelo de playoffs.

No es sólo en la NFL en la que el mejor de la campaña regular se cae en los playoffs. En las últimas 10 temporadas, sólo dos equipos en cada una de las otras ligas deportivas profesionales de EU hicieron valer el mejor récord de la temporada regular con un campeonato, según la firma de estadísticas STATS, LLC.

Ellos fueron: Medias Rojas del 2007 y Yanquis del 2009 en las Grandes Ligas; Spurs del 2002-2003 y Celtics del 2007-2008 en la NBA, y Red Wings del 2001-2002 y 2007-2008 en la NHL.

Desde la primera edición del Super Bowl, el equipo con el mejor récord de la temporada regular sólo ha ganado 21 de los 46 campeonatos o sea 46%, lo cual supera a la NHL (42%), NBA (41%) y las Grandes Ligas (28%), según STATS.