El estadio Azul tuvo por fin, al menos por algunos momentos, un motivo para contar con ambiente de fiesta luego de seis torneos llenos de fracasos y frustraciones. Anoche, encabezado por Iker Casillas, el Porto se presentó en la cancha de la Máquina, conjunto que cerró su preparación de cara al Apertura 2017 con una victoria en serie de penales (3-2).

Fueron el ex guardameta del Real Madrid y Jesús Tecatito Corona los elementos del conjunto visitante los más ovacionados por los seguidores celestes. Eso sí, apenas comenzó el partido, ni si quiera Casillas pudo salvarse del grito que desde las tribunas lanzan a los arqueros y que la Liga MX tratará de erradicar a partir del próximo fin de semana.

Para mala fortuna de los fanáticos, luego de la presentación de los jugadores y ya con el partido en marcha comenzaron a aparecer las rabietas en las gradas debido a la actuación de su equipo. Primero con un gol que se perdió de manera increíble su refuerzo español Edgar Méndez, quien solo tenía que empujar la pelotas sobre la línea de gol y no pudo convertir, y, después, a unos momentos del descanso, con la expulsión de su entrenador, quien perdió la cabeza y reclamó una falta sobre Ángel Mena.

Para el complemento, ya con Casillas y Tecatito en la banca, la afición comenzó a exigir que uno de sus máximos ídolos, Christian El Chaco Giménez, ingresara a la cancha, sitio en el que dos contragolpes que el Porto no pudo aprovechar, y una discusión entre Julián Velázquez y Gabriel Peñalba, con empujones incluidos del primero hacia el segundo por una desatención en la marca, habían sido las acciones más destacadas en el segundo lapso.

Fue al 64 cuando finalmente ingresó Chaco por Mena, situación que se convirtió en uno de los últimos motivos para que las gradas pudieran aplaudir algo, ya que más tarde solo pudieron ver cómo el Porto erraba frente a su arco y Jair Peláez, tercer portero que debutó ayer, agrandaba su figura para mantener el cero en su meta.

Con Héctor Herrera y Miguel Layún, quien fue abucheado en cada ocasión que tocó la pelota, en la cancha durante los últimos 10 minutos, el juego concluyó 0-0 y tuvo que decidirse al ganador en penales, instancia en la que la Máquina se hizo del trofeo tras imponerse 3-2, resultado que permitió a sus seguidores volver a casa con un festejo antes de su debut en el Apertura 2017.

erp