Faltaban dos minutos para que el juego que abrió la jornada dos entre Veracruz y León (victoria 3-1 de los esmeraldas) concluyera y una expulsión de Daniel Villalva provocó la molestia de Fidel Kuri, dueño de los Tiburones, que terminó en golpes, insultos y empujones en uno de los palcos del Luis Pirata Fuente, donde el más afectado fue Edgardo Codesal, director del área técnica de la Comisión de Arbitraje.

Dos días después de haber cometido el error de agredir a una autoridad de la Liga MX, el dueño de los Tiburones aceptó que se equivocó. Todo preocupa, debe haber consecuencias, hay que aceptarlas, mientras no se metan con el equipo, no se metan con los aficionados, con los veracruzanos, si me tienen que sancionar a mí, que lo hagan .

Tras justificar sus actos, asegurando la pasión me gana , Kuri aceptó mediante una carta que no son las formas de reaccionar, y que a pesar de que no esté de acuerdo con las decisiones del árbitro, al final Codesal es un invitado más y nadie merece tener una mala experiencia cuando va al Pirata Fuente . Mientras tanto la Comisión Disciplinaria ha exigido que se abra una investigación.

Cuando me expulsan al Keko Villalva le digo: ‘no me chingue usted, si el Keko no hizo nada’. Él contestó sí está expulsado y se va. Codesal se siente rey de todos y la verdad me viene valiendo madres , dijo un día después en Sports Center, programa de ESPN en el que aún dejaba clara su molestia por el trabajo del silbante Erik Yair Miranda.

Esta acción opaca las intenciones de la Liga MX de contar con un torneo en el que se respete el código de ética y no se ofendan entre afiliados.

El mismo sábado circularon versiones que indicaban que en la Comisión de Arbitraje exigirán la desafiliación de Fide, y fue Roberto García Orozco, quien habló ante los medios luego de dirigir el Cruz Azul 1-1 Chivas. Ojalá que las instancias correspondientes actúen y exista una sanción .