Florida levanta la mano para ser sede de los Juegos Olímpicos 2021 ante el ambiente de incertidumbre que se vive en Tokio. Jimmy Patronis, jefe de finanzas de dicho estado, envió una carta a Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), “para animarles a que consideren trasladar los Juegos Olímpicos de Japón a Estados Unidos, y más específicamente, a Florida”.

En su texto, el funcionario argumenta que el estado de Florida ha sido capaz de llevar a cabo “con éxito” eventos deportivos durante la pandemia, como la ‘burbuja’ de playoffs de la NBA celebrada en Orlando, el campeonato de la UFC en Jacksonville y el Super Bowl LV, que se celebrará el 7 de febrero en Tampa Bay.

“Cuando la mayoría de los estados principales estaban cerrando sus economías, tuvimos la suerte de tener un gobernador que reconoció el importante equilibrio de la lucha contra el virus manteniendo la economía abierta”, redacta Patronis, aunque el gobernador, Ron De Santis, no se ha manifestado sobre esta petición.

De acuerdo con Statista, Florida es el tercer estado con mayor número de contagios en Estados Unidos desde que empezó la pandemia con 1,649,449 positivos, solo debajo de Texas (2.25 millones) y de California (3.16), además de ser el cuarto lugar nacional en muertes por Covid-19 con 25,293, atrás de Texas, California y Nueva York (corte al 25 de enero de 2021).

“A diferencia de otros estados, cuando la vacuna llega a Florida, no se queda en el estante envuelta en la burocracia del gobierno; se mueve rápido para proteger nuestras comunidades”, resalta Patronis en la carta dirigida al COI.

El encargado de finanzas también puso como argumento la infraestructura estatal: 20 aeropuertos comerciales, 31 sistemas de tránsito urbano, 12 universidades con locaciones deportivas e instalaciones de atención médica “de renombre mundial”. Destacó que, debido a su puesto, también es miembro de la junta directiva de Enterprise Florida Inc, una “asociación público-privada formada entre líderes empresariales y gubernamentales y que es la principal organización de desarrollo económico del estado”, según su sitio web.

Florida ha sido sede de 17 Super Bowls, más que cualquier otra entidad en EU, además de que cada año celebra el campeonato Nascar Daytona 500 y torneos de PGA gracias a los más de 1,100 campos de golf en su territorio. Ni el COI ni ninguna autoridad japonesa respondieron a la carta de Jimmy Patronis el día que fue enviada (25 de enero), aunque el 22 de enero, Thomas Bach dio su versión: “Contamos con el apoyo pleno de los japoneses y el gobierno. Tuvimos una consulta con todos los miembros del COI y todos tienen la determinación de hacer estos Juegos en seis meses”, mientras que Yoshihide Suga, primer ministro nipón, declaró: “Desde el gobierno de Japón, haremos todos los esfuerzo hacia la realización de los Juegos”.

De acuerdo con cálculos de Katsuhiro Miyamoto, profesor universitario de la Universidad de Kansai, Japón sufriría una pérdida de alrededor de 19,000 millones de euros debido a la ausencia de público en los Juegos Olímpicos, una cifra sumada entre pérdidas por taquillas, disminución de gastos de consumo en los hogares y de actividades de marketing.

Los Juegos Olímpicos de Tokio ya son los más caros de la historia con 25,000 millones de dólares gastados por el gobierno tras el aplazamiento de un año, así como 3,300 en gastos de patrocinadores locales. Con más de 360,000 casos de contagios y 5,000 muertes en el país, se estima que la compra de vacunas le costaría alrededor de 14,000 millones de dólares al país.

COI reconoce labor de China rumbo a Olímpicos de Invierno 2022

“Felicito al presidente Xi Jinping por el hecho de que su visión de hacer que 300 millones de chinos se familiaricen con los deportes de invierno se esté haciendo ya realidad. Con ello, los Juegos Olímpicos de Invierno Pekín 2022 transformarán el panorama mundial de los Juegos Olímpicos de Invierno”.

Con esa cita, Thomas Bach, el presidente del COI, avaló la administración del presidente de China rumbo a la próxima cita olímpica invernal, que se llevará a cabo entre el 4 y el 22 de febrero del próximo año justo en el país donde surgió el brote de Covid-19.

Las sedes para dicho evento en Pekín serán Yanqing y Zhangjiakou en la provincia de Hebei, a 1,152 kilómetros de distancia de Wuhan, la localidad natal del coronavirus. El presupuesto estimado es de 3,900 millones de dólares y se competirá en 15 disciplinas diferentes.

Sobre el tema de salud, el COI también se mostró satisfecho con el desempeño de Jinping: “El presidente Xi informó al presidente Bach sobre el refuerzo de las medidas sanitarias que las autoridades chinas están adoptando también en relación con la organización de pruebas deportivas. El Presidente del COI acogió con satisfacción este riguroso enfoque, ya que permitirá una recuperación más rápida de la pandemia, lo que dará aun más confianza en la organización más segura de los Juegos Olímpicos”.

Esta será la primera vez que China sea sede de unos Juegos Olímpicos de Invierno tras ser sede de los Juegos Olímpicos tradicionales en 2008 justo en la misma sede, en Pekín, aunque ahí el presupuesto estimado fue de 43,000 millones de dólares, más de 10 veces la cantidad de la justa del 2022.

deportes@eleconomista.mx