Después de 1,010 días como técnico de la Selección de Perú, Ricardo Gareca enfrentó el partido de vuelta del repechaje intercontinental ante Nueva Zelanda jugándose su futuro o al menos el de los próximos siete meses, hasta el Mundial de Rusia 2018.

El entrenador argentino tiene el tercer proceso más largo de la selección peruana en los últimos 15 años y sólo le superan Sergio Markarián (1,197 días) y José del Solar (1,062 días), quienes no pudieron clasificar al equipo inca a un Mundial. Hace 36 años que Perú no asiste a una Copa del Mundo y de la mano de Ricardo Gareca, después de 33 meses en el cargo, la paciencia en el banquillo le dio resultados al futbol peruano.

No todas las selecciones clasificadas tuvieron a un solo técnico desde que inició el proceso de eliminatoria. El camino comenzó en marzo del 2015, con las rondas preliminares entre las selecciones más débiles de Concacaf, así como entre los países con menor ranking de la Confederación Asiática de Futbol.

Después de 870 partidos eliminatorios entre 209 de los 211 afiliados a la FIFA, sólo 11 de las 32 selecciones calificadas al Mundial tuvieron el mismo entrenador desde el inicio del proceso eliminatorio; es decir, dos tercios de los clasificados tuvieron que hacer adecuaciones, cambios de entrenadores, cortar procesos.

Arabia Saudita, Serbia y Croacia cambiaron de técnico con el boleto mundialista ya obtenido, en los dos primeros casos, y los croatas para encarar el repechaje europeo.

La inestabilidad en los procesos mundialistas propició que 14 entrenadores, de mismo número de selecciones clasificadas al mundial, tengan un año o menos en el cargo.

•••

Edgardo Bauza sólo dirigió tres partidos a la selección de Arabia Saudita, a la que llegó cuando el combinado ya había logrado el boleto mundialista. Después de su segunda derrota como seleccionador, la Federación de Futbol de Arabia Saudita decidió cancelar el contrato con el entrenador argentino que había dirigido a los representativos nacionales de Emiratos Árabes Unidos y Argentina, ambas también durante el 2017.

La selección árabe tiene el récord de inestabilidad de los 32 clasificados al Mundial de Rusia 2018, ya que además de Buaza, Arabia Saudita tuvo como técnicos durante la eliminatoria mundialista a Bert Van Marwijk, quien renunció porque la federación árabe despidió a integrantes de su cuerpo técnico una vez que lograron la calificación a Rusia 2018; también dejaron el cargo Cosmin Olaroiu, por quedar eliminado en primera fase en la Copa Asiática, y Ramón López Caro, al perder la final de la Copa del Golfo.

La tendencia indica que 14 selecciones tuvieron que dar un cambio en el banquillo para no poner en peligro la clasificación mundialista. Así, 21 selecciones clasificadas no terminaron el proceso con el técnico con el que iniciaron la eliminatoria mundialista.

Otras selecciones que se repusieron de fracasos deportivos y despidieron a sus entrenadores fueron: Brasil con Dunga, que no superó la fase de grupos de la Copa América 2015 y Copa América Centenario; Vicente del Bosque en España, eliminados en octavos de final ante Italia de la Eurocopa 2016.

Incluso, escándalos extracancha determinaron las salidas de Sam Allardyce y Javier Aguirre de Inglaterra y Japón, respectivamente, en el caso del inglés por acusaciones de cobro de comisiones en fichajes de jugadores y el mexicano, al ser parte de una investigación que perseguía el amaño de partidos en España, cuando dirigía a Zaragoza.

•••

Joachim Löw y Óscar Tabárez son los técnicos mundialistas con más años en el cargo de Alemania y Uruguay, respectivamente. Después de 11 años como entrenadores de sus selecciones, han superado las eliminatorias para participar en los mundiales de Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018. Selecciones como Panamá, Polonia e Islandia respetaron los procesos de sus técnicos durante toda la eliminatoria. Hernán Darío Gómez, Adam Nawalka y Heimir Hallgrimsson son ejemplos de que la continuidad y paciencia dan resultados.