A dos meses y medio de asumir la dirección técnica de la Selección Panameña, el entrenador argentino, Américo Gallego se concentra principalmente en el funcionamiento que su equipo vaya desarrollando durante los partidos, más que en los torneos que vendrán a futuro.

“Por ahora estoy enfocado en el partido, ya hasta después me podré a analizar y pensar sobre lo que haré respecto a lo que viene”, expresó en rueda de prensa Gallego.

Desde su llegada al banquillo, el cuadro panameño ganó como local ante Bermudas, con un marcador de 4-1 y después en su visita a la isla perdieron 2-1, lo que generó críticas y dudas por parte de los aficionados y prensa de su país. Por ello, el capitán de la selección, Román Torres pidió tiempo.

 “Siempre habrá presión cuando representas a tu país, pero al aficionado le pedimos paciencia. Nosotros como equipo siempre salimos a la cancha con la intención de ganar, lo qué pasó hay que dejarlo atrás“, expresó.

El defensor del Seattle Sounders y capitán de la selección Román Torres, también comentó su intención de continuar con su buena racha en los enfrentamientos contra México, a causa de sumar dos goles en encuentros contra el Tri.

Por otra parte, Américo Gallego recordó su paso por el futbol mexicano, donde fue campeón con Toluca en la temporada 2005-06. Además de dirigir a Tigres y estar muy cerca de llegar al Atlas. 

“México me trae muy buenos recuerdos, tan es así que dimos la vuelta olímpica en Monterrey. Luego no me quedé más porque tenía otras propuestas. Estaba todo firmado con el Atlas, pero al final les dije que no. Actualmente la Selección Mexicana tiene un buen equipo, con jugadores importantes”.

Para finalizar reconoció que conoce bien al 'Tata' Martino, al reconocer que sus equipos representan lo que era como futbolista y le gusta el buen trato de balón, además de darle oportunidad a jóvenes, situación que actualmente está llevando a cabo en Panamá.

Respecto al grito homofóbico, Román Torres fue cuestionado si era una situación que lo molestara, a lo que contestó que no, principalmente porque en su concentración se enfoca en lo que sucede en el terreno de juego y no en las gradas.