Londres.-El piloto alemán Michael Schumacher, siete veces campeón mundial de la Fórmula Uno, dijo el viernes que todavía está motivado para seguir cosechando éxitos pese a la reciente especulación sobre que había perdido su rumbo en un deporte dominado por jóvenes.

La especulación salió a la luz después del Gran Premio de Turquía del último fin de semana, cuando el teutón de 42 años dijo a la cadena BBC que su "gran alegría" se había ido.

"Aunque no estaba contento con mi fin de semana en Turquía, hubo claras señales de progresos para nosotros como equipo", declaró Schumacher sobre Mercedes GP, en la previa del Gran Premio de España del próximo fin de semana.

El alemán indicó que esos progresos "obviamente empujan y reavivan mi motivación todavía más".

"Es más que alentador ver que el trabajo duro del equipo está comenzando a dar sus frutos. Todos estamos decididos a progresar", agregó.

Schumacher no pudo subir al podio desde que retornó a la F1 en el 2010 luego de tres años en el retiro, y sus posibilidades de sumar otro éxito a su récord de 91 triunfos parecen ser cada vez menores con el dominio que muestra su compatriota de Red Bull Sebastian Vettel, actual campeón de la categoría.

Schumacher finalizó duodécimo en Turquía el domingo tras haber colisionado con el Renault del ruso Vitaly Petrov. Su compañero en Mercedes, Nico Rosberg, terminó quinto.

BVC