Cuando la NBA intente reanudar el juego en Orlando, investigadores de la escuela de Salud Pública de Yale estarán allí para estudiar la eficacia de un método a base de saliva que determina rápidamente si alguien está infectado de coronavirus.

El método de prueba que han desarrollado se llama SalivaDirect, y no será obligatorio para ningún jugador, entrenador o miembro del personal. Quienes deseen participar pueden optar voluntariamente.

“Nuestros jugadores están entusiasmados de ser parte de este estudio. No solo ofrece el potencial para que los jugadores tengan un método alternativo de prueba dentro del Campus de la NBA en Orlando, sino que lo más importante es que les permite aprovechar sus pruebas regulares para hacer una mayor contribución a la salud pública en la lucha contra este virus”, dijo el director médico de la NBPA, Joe Rogowski, a través de USA Today.

Actualmente, las pruebas de coronavirus se realizan ampliamente con un hisopo nasofaríngeo. Según el informe, este método requiere solo una pequeña muestra de saliva, que no solo es menos costosa, sino que también representa un riesgo menor para los trabajadores de la salud que administran las pruebas.

Los jugadores, entrenadores y miembros del personal serán examinados regularmente para detectar el coronavirus mientras estén en Disney World en Orlando, Florida. Aquellos que opten por la segunda prueba SalivaDirect brindarán a los investigadores la oportunidad de comparar los resultados de la prueba y determinar qué tan precisa y eficiente es su prueba.

“Al hablar con nuestros socios en la NBA, escuchamos de ellos que, además de encontrar soluciones de prueba menos invasivas para sus jugadores y personal, existe un fuerte deseo de su parte de retribuir al público y especialmente ayudar a comunidades de ingresos, por lo que quedó claro de inmediato que nuestros intereses estaban alineados”, dijo el profesor asistente de la Escuela de Salud Pública de Yale, Nathan Grubaugh a USA Today.

Los investigadores compararon las pruebas de SalivaDirect con las pruebas tradicionales de casi 150 casos en el Hospital Yale New Haven y descubrieron que las muestras de saliva tomadas del interior de la boca proporcionaron mayor sensibilidad de detección y consistencia a lo largo del curso de una infección que el enfoque nasofaríngeo ampliamente recomendado. El estudio también concluyó que había menos variabilidad en los resultados con la recolección de saliva de la muestra propia.

Florida ha presentado un aumento en los casos de contagios.

“Ese es un brote muy grave y va a empeorar. No es culpa de la NBA, sino del estado de Florida”, dijo Zachary Binney, epidemiólogo de la Universidad de Emory.

[email protected]