¿Es válido que un evento deportivo impacte al nivel de día festivo nacional?

La ley en Estados Unidos no lo establece así, sin embargo el comportamiento de sus ciudadanos actúan como si fuera día feriado. 

Una encuesta realizada por Workforce Institute de Kronos Incorporated estima que adultos en los Estados Unidos podrían faltar al trabajo el día después del Súper Bowl LIII, lo que convierte al lunes 4 de febrero en el día con mayor índice de ausentismo jamás predicho desde que se hace esta medición desde el año 2005.

En el sondeo de la encuestadora, 17.2 millones de trabajadores estadounidenses afirmaron que posiblemente no irán a trabajar el lunes, cifra que supera a la anterior cifra récord del 2016, cuando 16.5 millones de trabajadores se ausentaron el día posterior a la edición 50 del Súper Bowl.

"Empleados y jefes continúan jugando a ‘estar ausentes sin una excusa’ después del gran partido. Sin embargo, muchos empleados jóvenes reportan sentirse más ansiosos por este lunes que por cualquier otro lunes del año, lo que sugiere que no se sienten cómodos teniendo una conversación abierta y honesta con su gerente. Algunas empresas han tratado de emprender soluciones de programación innovadoras para ayudar a los empleados a organizar la cobertura con compañeros de trabajo, planear actividades y eventos culturales importantes”, explica Joyce Maroney, directora ejecutiva del Workforce Institute de Kronos. 

La encuesta sobre “La fiebre del Súper Bowl" se realizó la primera semana de enero 2019 encuestando a 1,236 empleados adultos mayores de 18 años en Estados Unidos. Los resultados de la encuesta, son mayores en sus cifras respecto a estimaciones del informe más reciente de la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos, que encontró que hay 156.9 millones de personas empleadas.

Entre las razones de ausencia,  4.7 millones de empleados argumentaron que tomarán un día por enfermedad de “último minuto”, aunque no estén realmente enfermos. Y casi 22 millones de trabajadores sí irán a trabajar, aunque de ellos 3,1 millones planean llegar tarde al trabajo; 6,3 millones planean salir temprano; y la gran mayoría, 12,5 millones planean trabajar de forma remota.

Otros 9,4 millones están indecisos sobre los planes de trabajo del lunes después del Súper Bowl.

¿Quiénes exigen que el día después del SB sea feriado? 

Uno de cada tres trabajadores estadounidenses (32%) cree que el día después del Súper Bowl debería ser un feriado nacional, incluido el 41% de los empleados de 18 a 34 años, en comparación con el 23 % de los de 55 a 64 años.

Los Patriotas de Nueva Inglaterra han estado en cuatro de los últimos cinco Súper Bowls, por lo que el 76 % de los empleados en el noreste de EU se reportarán ausentes.