El que fuera capitán de la selección de Holanda, Ruud Gullit, manifestó este martes que está "orgulloso" de que las cuatro selecciones que disputan las semifinales del Mundial: España, Alemania y Uruguay, además de la 'suya', sean de futbol ofensivo.

"Para mí, por suerte, los equipos que jugaron más al ataque han llegado a las semifinales. El futbol destructivo no sobrevivirá, no ganará. Estoy orgulloso de que España, Holanda, Uruguay y por supuesto Alemania, todos sean equipos de ataque premiados" para luchar por estar en la final, señaló.

Gullit, apuntó que el futbol ofensivo de españoles, holandeses, uruguayos y germanos es por "lo que va a recordarse" el Mundial de Sudáfrica, siendo la selección de Alemania "la revelación por el modo en que juegan", según declaró el ex jugador de 'La Naranja Mecánica' a la página web de la FIFA.

"(Arjen) Robben es un jugador vital. Un jugador de la calidad de Robben es importante porque hace que los defensas vayan siguiéndole los talones, que no sepan lo que están haciendo" por lo que otros jugadores "pueden sacar ventaja de esto", puntualizó Gullit.

"También es muy rápido y ágil, por lo que estamos contentos de que esté de vuelta", comentó sobre el jugador, que se recuperó de una lesión rápidamente sufrida días antes de que comenzara el Mundial.

Sobre Wesley Sneijder, autor de los dos tantos que dieron la victoria a Holanda en el partido de cuartos de final, ante Brasil, (2-1) se refirió como la "llave" que abre las puertas del éxito al combinado del país de los tulipanes.

Respecto al triunfo contra Brasil, Gullit se refirió como una "sorpresa". "Me sorprendió que los brasileños perdieran. Perdieron la confianza, perdieron la cabeza y nos aprovechamos de ello jugando nuestro juego y por eso ganamos", sostuvo.