“Las jugadoras dijeron que cuando anunciaron mi fichaje las redes sociales explotaron, decían que ya habían llegado los mexicanos y un montón de memes”, relata la mexicana Rubí Soto, jugadora del Villarreal femenino.

Rubí es la primera mexicana formada 100% en México y en la Liga MX que emigró al extranjero. Su fichaje al Villarreal ayudó a incrementar el número de seguidores en las redes sociales del club en 400% y fue recibida como un refuerzo “top” de acuerdo a la prensa de la región. De acuerdo a los especialistas en marca personal, su perfil le abre oportunidades para alcanzar nuevas audiencias, seguidores y mayores oportunidades comerciales. Sin embargo, al momento se encuentra sin patrocinadores y más que enfocarse en ventanas comerciales está concentrada en su desempeño en el futbol.

¿Estás interesada en gestionar tu marca personal?

“La verdad no. Quiero que, si se fijan en mí, sea por el futbol. Lo he hablado con mi representante, pero no es como tal, espero crecer más en el futbol”, señaló Rubí en una entrevista con El Economista.

Edgar Merino, director de la agencia de representación Solocracks y su representante indicó que en este momento Rubí está enfocada en el futbol porque acaba de experimentar cambios importantes. En junio la delantera dejó Guadalajara, donde jugaba en la primera división con Chivas, para partir a Villarreal, donde ahora participa en la segunda división española “y tiene que responder deportivamente”.

“Con Rubí llevamos unos seis meses tocando el tema de desarrollo de su imagen. Hemos tenido algunas pláticas al respecto, sobre autoconocimiento, para que ella pueda saber cuáles son sus valores, cuáles son sus colores favoritos, qué otras marcas le gustan o con las que se sienta identificada. Estamos todavía en esa etapa de autoconocimiento. Este proceso no es de un día para otro”, explica Merino.

El representante, que también es conferencista en el tema de marca personal, está convencido de que la gestión de la imagen es beneficioso para los atletas. Solocracks también trabaja con la futbolista chilena Christiane Endler, portera del PSG femenino, quien gracias a un trabajo de branding que se gestionó desde que se unió a la agencia, durante el mundial de 2019 fue la jugadora con más patrocinadores, uno más que la estadounidense Alex Morgan.

Merino explicó que, al igual que en el deporte, el desarrollo de una marca personal es un trabajo al cual se le debe de dedicar tiempo todos los días y en el que el primer paso es el autoconocimiento, “saber quién eres, qué valores ofreces al mundo, cómo es que quieres que te reconozcan, en un día normal cómo te ven”, y es un proceso en el que se encuentran trabajando con la futbolista mexicana.

Por ahora, la mayor satisfacción de Rubí es ser percibida como una inspiración para que más niñas alcancen sus sueños de jugar futbol de manera profesional y dar a conocer que la Liga MX es una plataforma para que, así como ella, más chicas tengan la oportunidad de jugar en el extranjero.

De acuerdo al especialista, las etapas del proceso de creación de la marca personal consisten en el autoconocimiento, en la definición de una línea de comunicación, la selección de los canales de comunicación, a través de medios propios como las redes sociales o externos como entrevistas en los medios de comunicación, y finalmente la evaluación de dicha estrategia.

“Hacer un seguimiento para ver qué es lo que le gusta más a la gente, qué es lo que no les gusta, con qué contenido interactúan más y de esa formas ir armando un plan de contenido para redes sociales para una marca personal”.

Merino considera sensato que en este momento Rubí se esté enfocando en su desarrollo como futbolista, “esto nos va a ir permitiendo llegar a otro público, que en España, por ejemplo, la empiecen a reconocer más, la empiecen a seguir, porque es verdad que su público es más mexicano pero con este fichaje al Villarreal hay un porcentaje de público que ha ganado en España. Este tipo de oportunidades que existen en la carrera de los deportistas muchas veces atrae nuevo público, nuevos seguidores y eso hace que también puedan llegar el día de mañana nuevas oportunidades comerciales”.

fernanda.vazquez@eleconomista.mx