La Selección Mexicana es la número 11 del mundo, de acuerdo al ranking de la FIFA y como duelo de preparación se medirá a la selección número 130, Guatemala.

Pese a la diferencia entre niveles será una oportunidad para la reactivación de los equipos tras más de 10 meses de inactividad como selección, de ver el comportamiento de algunos futbolistas que han generado expectativa al ser su primera convocatoria y de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) de cumplir con sus contratos.

El último partido de la Selección Mexicana mayor se llevó a cabo el 19 de noviembre del 2019 contra Bermudas en la Liga de Naciones de Concacaf, por lo que el partido contra Guatemala ayudará a la reactivación del combinado nacional, que mantuvo su primer microciclo, tras la pausa por coronavirus, del 19 al 23 de septiembre e iniciaron concentración en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) el 27 del mismo. Además, servirá como preparación de cara a la gira europea que inicia el 7 de octubre contra Holanda y posteriormente ante Argelia el 13 del mismo mes.

Raúl Gutiérrez, exseleccionador nacional sub-17, indicó que el análisis del desempeño de cada una de las partes del equipo mexicano siempre será beneficioso. El técnico campeón del mundo en 2011 con la sub-17 también mencionó que los partidos contra un rival como Guatemala pueden ser engañosos y consideró que será un partido inclinado a la defensa por parte del equipo guatemalteco, complicando la tarea del Tricolor.

“Si las críticas y la intención del partido gira en torno a lo que el equipo haga y cómo lo haga, siempre va a ser un beneficio el análisis del encuentro y en este caso el rival ayuda para que los juicios con respecto a las actuaciones individuales, grupales y colectivas sean más severos porque, si bien es cierto que el rival no va a ser sencillo, está fuera de duda que la calidad y el nivel de los jugadores mexicanos es mucho mejor”.

—Desde el aspecto mental, ¿cómo se debe trabajar para que los jugadores no demeriten  al rival?

“Estos partidos se vuelven con más exigencia para las actuaciones individuales porque los rivales son más a modo, entonces si fallas o te equivocas, no va a ser por el rival, sino porque estrictamente no se hizo lo que el entrenador pidió o porque el performance del jugador no fue el adecuado. Quizá para la prensa sea un partido sencillo, pero para los jugadores que están en Selección y que siempre están en un constante análisis para ser convocados, es un buen examen”.

De acuerdo a Eduardo Torres, analista de futbol en Multimedios, lo que necesita el técnico del “Tri”, Gerardo Martino, es “que sus futbolistas estén teniendo actividad con él, volver a verlo, a practicar y es el único partido donde se va a acercar más a lo que él quiere, porque para la gira de Holanda seguro va a haber bajas en la Selección, así que sólo le sirve para ver a los jugadores”.

Desde la imagen para el negocio

Luis Rico, especialista y consultor en marketing deportivo, encuentra también el beneficio de poder observar el desempeño de los nuevos rostros o menos experimentados en la selección, conformada únicamente por jugadores de la Liga MX, como Santiago Giménez y Luis Romo, de Cruz Azul, y Johan Vásquez, de Pumas.

Desde la óptica del marketing deportivo, el valor del encuentro con Guatemala está en “cumplir compromisos para generar ingresos y la comercialización de espacios publicitarios en las transmisiones de televisión, así como la exposición de marcas patrocinadoras en rubros visibles a tiro de cámara y en la cobertura mediática”, explicó Rico.

El especialista precisó que la celebración de los partidos beneficia directa e indirectamente a múltiples involucrados como la misma FMF, los medios de comunicación, los patrocinadores, las categorías de alimentos y bebidas, los servicios de comida a domicilio, las audiencias digitales, etcétera.

“No olvidemos que la Selección Nacional es el patrocinio con mayor impacto a nivel nacional y número de seguidores en redes sociales; si bien este partido no será el caso, algunos juegos del representativo nacional están entre los más vistos en la historia de la TV”. Como referencia, el partido de México en la Copa Oro contra Haití, selección número 86 en el ranking de la FIFA, alcanzó a 12.4 millones de personas.

—¿Afecta a la imagen de la FMF las críticas que ha recibido sobre el nivel del rival o por celebrar el partido a pesar de las condiciones sanitarias?

“El sentimiento generado hacia la FMF en la afición y medios no es el más positivo por el rival y es un hecho que debemos buscar un mayor equilibrio entre el negocio y lo deportivo, pero los invito a ver el jueves las planas de los periódicos, noticieros deportivos o trending topics en donde veremos las interacciones generadas y con seguridad estará la selección nacional con sus jugadores presentes y no la FMF”, concluyó el especialista en marketing deportivo.

ferrnanda.vazquez@eleconomista.mx