Después de 46 años del primer intento de futbolistas mexicanos por organizar al gremio, seleccionados nacionales como Andrés Guardado, Javier Hernández, Oribe Peralta, Guillermo Ochoa, entre otros, así como Álvaro Ortiz, exdirigente de la Comisión del Jugador, presentaron la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales, el cuarto proyecto de una institución que se convierta en representante de los derechos de los jugadores y que entre otras cuestiones, buscará mayores beneficios para sus agremiados como la creación de un fondo para el retiro.

El presupuesto de los proyectos de la Comisión del Jugador llegaban hasta 17 millones de pesos al año, los cuales eran resultado de 1% de las transferencias locales.

Entre los proyectos que plantea la Asociación, además del fondo para el retiro, está la creación de instalaciones propias con canchas, escuelas y centros de rehabilitación para los jugadores.

En 1971 quedó registrado el Sindicato Único de futbolistas Profesionales de la República Mexicana, ante la Secretaría del Trabajo, proyecto que encabezó el exfutbolista Carlos Albert; posteriormente, en 1990, con la creación del Draft de jugadores, Javier Aguirre y Alfredo Tena lideraron la Asociación de Futbolistas Profesionales, cuyo objetivo era eliminar el Régimen de Transferencias.

José María Huerta, exfutbolista de Necaxa, dio continuidad al organismo fundado por Aguirre y Tena, incluso tuvo el reconocimiento de la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPRO), pero la Asociación nunca tuvo el reconocimiento de la Federación Mexicana de Futbol (FMF). Finalmente, en el 2003 nace la Comisión del Jugador, que por depender jurídicamente de la Federación Mexicana de Fútbol (Femexfut) nunca tuvo el reconocimiento de organismos internacionales.

“Buscamos la manera de tener un saco a la medida para los futbolistas y esto es a lo que llegamos. Tú puedes formar un sindicato, asociación o gremio, pero si no tienes el apoyo de tus referentes no te sirve nada”, mencionó Álvaro Ortiz, director operativo de la Asociación Mexicana de Futbolistas.

Con el respaldo de los seleccionados nacionales, de Christian Giménez, Carlos Salcido, Oribe Peralta y Rafael Márquez como fundadores, la asociación integrará a 8,000 miembros, entre las divisiones de Liga MX, Ascenso MX, Liga Premier y Liga MX Femenil. Es la primera institución que incluye a la Tercera División Profesional, es decir, la Liga Premier, así como el pleno reconocimiento y participación del futbol femenil.

Ortiz fungió desde el 2013 como presidente de la Comisión del Jugador, tiempo en el que ha compartido experiencias con sindicatos y asociaciones de otros países y asistió a las reuniones anuales de FIFPRO, por lo que destacó la labor de profesionalizar las prácticas en México, tanto para jugadores como directivos, así como las condiciones particulares del futbol mexicano.

“Esto de hoy es estudiado, no es un chiste, queremos crear un camino para las nuevas generaciones. Hemos tomado cursos con diferentes áreas empresariales para poder entenderlo. Queremos mesas de diálogos, decir que aquí está el futbolista y queremos hablar”, añadió Ortiz.

Con el respaldo de seleccionados nacionales, la Asociación tendrá la visibilidad y capacidad para que sus opiniones sean escuchadas por los dirigentes. Así, Andrés Guardado indicó que “nos dimos cuenta desde hace mucho tiempo (que se necesitaba una asociación), se ha intentado desde hace muchos años y muchas décadas, hoy contamos con la unión para llevar a cabo este sueño”.

El proyecto de la Asociación plantea en el futuro incluir a los deportistas profesionales del país, para lo cual ya iniciaron trámites para tener el reconocimiento de Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade).

Asimismo, en próximos días recibirán el acta que los constituye como asociación civil e iniciarán las gestiones para fungir como representantes de los futbolistas ante Liga MX y Femexfut.

“Las respuestas ahora no las tenemos, pero estamos dando la cara, para que todos se involucren. Que el miedo se quite, pero debe ser paso a paso. Todos queremos eso, soluciones. Venimos en representación de muchísimos jugadores mexicanos que quieren recibir justicia, protección y respaldo”, mencionó Javier Hernández, sobre soluciones a problemáticas como el pacto de caballeros, el draft, los impagos.

Ortiz indicó que aunque la Comisión del Jugador era independiente económica e ideológicamente de la Femexfut, “la parte jurídica sí era parte de la federación, pero nunca tuvimos una orden o algo que nos impidiera trabajar”, respondió.