París.- El Real Madrid, el martes, y el Barcelona, el miércoles, los dos favoritos para ganar esta temporada la Liga de Campeones, tendrán que afrontar fuera de casa sus partidos de ida de semifinales, ante rivales de la talla del Bayern de Múnich y el Chelsea, respectivamente.

Los dos gigantes de la liga española tienen que solventar estos desplazamientos europeos inmediatamente antes de disputar el gran clásico, el sábado, en el Camp Nou. Si lo hacen con éxito, volverán a verse las caras, en la final de 'Champions' del 19 de mayo, en el Allianz Arena de Múnich.

Tanto el Real Madrid como el Bayern se juegan mucho en esta semifinal, en su afán por volver a levantar un trofeo que los blancos ganaron por última vez en 2002 y los alemanes en 2001.

Los merengues deberán emplearse a fondo si quieren romper la estadística hasta ahora desfavorable para ellos de sus desplazamientos a Múnich, ya que de nueve visitas a Alemania, ocho han sido derrotas y una, un empate.

"Somos la bestia negra del Madrid y nos tienen mucho respeto", aseguró el técnico del conjunto alemán, Jupp Heynckes.

El imprescindible portugués Cristiano Ronaldo, tercer mejor goleador de la "Champions" con 8 goles, se encargará de llevar el peligro blanco a la portería rival, acompañado, presumiblemente, por el francés Karim Benzema y el argentino Angel Di María.

En cuanto al conjunto bávaro, con la Bundesliga prácticamente fuera de su alcance, se ha fijado la final de la Liga de Campeones como su gran objetivo, sobre todo porque se jugará en su estadio.

El holandés Arjen Robben por la derecha y el francés Franck Ribéry por la izquierda deberían ser las grandes bazas para tratar de superar el esquema blanco, mientras que Mario Gómez será el hombre en punta.

El delantero del Bayern es el segundo mejor goleador de la Liga de Campeones esta temporada, con 11 goles, a solo tres del pichichi, el argentino del Baróa, Leo Messi, con 14 dianas.

Por su parte, el duelo Chelsea-Barcelona va camino de convertirse también en un clásico europeo, con ocho partidos disputados entre ambos desde 2005, y, además, habitualmente cargados de polémica.

Sobre todo en 2009, cuando se midieron en semifinales y los azulgranas eliminaron a los 'Blues' (que reclamaron varios penales no señalados) en Stamford Bridge, con un gol de Andrés Iniesta (1-1, con 0-0 en la ida) en los últimos instantes.

Por ello, el conjunto londinense sigue con ganas de revancha y, al igual que el Barcelona, llega al encuentro europeo en un gran estado de forma, tras golear a sus rivales y vecinos del Tottenham (5-1) en las semifinales de la Copa de Inglaterra, accediendo a la final, donde se medirá al Liverpool.

"Es normal que nos tengan ganas", reconoció este lunes el propio Iniesta en conferencia de prensa, confiado en que el papel de vencedor vaya de nuevo a parar a manos de su equipo.

Programa de los partidos de ida de semifinales de la Liga de Campeones:

Martes (18h45 GMT):

  • Bayern Múnich - Real Madrid

Miércoles (18h45):

  • Chelsea - FC Barcelona

APR