La rivalidad Lionel Messi-Cristiano Ronaldo, el Barcelona de Pep Guardiola, Ronaldinho, los galácticos, entre otros nombres atractivos. El Clásico Español continuamente ha encontrado los alicientes necesarios para generar el interés en los aficionados al deporte.

A nivel audiencia, solamente las cifras que arroja la Final del Mundial de Futbol supera la cantidad de personas que atrae el partido entre los clubes españoles, sin embargo, tomando como referencia los 64 millones que se obtuvieron como promedio de audiencia en la pasada Copa del Mundo, el Clásico también los supera.

Los éxitos deportivos de ambos clubes causan que sea los de mayor popularidad. Tomando como referencia Facebook, Instagram y Twitter; el Real Madrid es el equipo con más seguidores con 225.4 millones, después le sigue el Barcelona con 198.6 millones. A pesar de ello, el tema no es solamente deportivo, entre ambos ha gestado un entorno que permite no perder el interés en los equipos.

“Tiene una explicación comercial de construir una historia perfecta de enemistad, contraposición, ideología, política y muchos otros aspectos. El Barcelona representa el romanticismo que apuesta por un juego atractivo. El Real Madrid es el equipo que gana sin preguntarse cómo, es como apostar al caballo victorioso” expresa a El Economista el periodista español Alex Pareja.

El politólogo español, Íñigo Errejón, considera que la población de la capital española tiene tendencia de derecha porque durante más de dos décadas se ha planificado y construido un modelo social económico que genera lógicas de comportamiento liberal-conservadoras.

Mientras que la última encuesta municipal de valores sociales de Barcelona muestra que un 48.3 % de las personas consultadas se consideran progresistas o muy progresistas, al contrario de un 24.9% que se definen como conservadoras y un 26.8% que se ubican en una posición de centro.

Diferencias políticas que han sido relacionada a la estructura de la ideología de ambos clubes. Porque a pesar de que en los último años ha cambiado su forma de estructurar la plantilla, el Barcelona históricamente es conocido por generar su propio talento en La Masia, con futbolistas como Messi, Xavi Hernández, Andrés Iniesta, etcétera.

Forma de planeación distinta a la que ha caracterizado al Real Madrid, que enfoca su confección de plantel basado en sus necesidades futbolísticas sin importar el precio que signifique. En el pasado mercado de fichajes invirtieron 337.6 millones de dólares por cinco jugadores.

A la par de la historia y diferencias de ideología, los dos clubes realizan un importante trabajo en fortalecimiento de la marca a nivel global. En Twitter el Real Madrid tiene cuenta oficial en español, inglés, francés y japonés. El Barcelona en español, catalán, portugués, japonés, indonesio, árabe, francés y turco.

Además, aprovechan las giras de pretemporada para asistir a distintos países. En 2019 los culés, previo al arranque de la temporada disputaron partidos en Japón y Estados Unidos. Los Merengues enfocaron sus encuentros en Estados Unidos y Canadá.

[email protected]