Madrid.- El defensa portugués del Real Madrid Pepe fue sancionado con dos partidos por insultar al árbitro en un partido contra el Villarreal, mientras que el centrocampista Mesut Ozil y el técnico José Mourinho fueron sancionados con uno, indicó el comité de competición.

Uno de los ayudantes de Mourinho, el también portugués Rui Faria, también cumplirá dos partidos de suspensión.

Ninguno de ellos podrá estar en el próximo partido del Real Madrid, el sábado (19h00 GMT) ante la Real Sociedad en el Santiago Bernabéu. En el caso de Pepe y Faria, serán baja también ante el Osasuna en el siguiente compromiso liguero.

Estas sanciones llegan después de que el colegiado del Villarreal-Real Madrid de la última jornada de liga, José Luis Paradas Romero, expulsara a dos jugadores "blancos" (Sergio Ramos y Ozil), así como al técnico y a uno de sus ayudantes.

Por su parte Pepe fue suspendido por criticar e insultar al árbitro al terminar el encuentro.

"En el club nos preocupa y nos llama la atención la diferente vara de medir del colegiado y por eso se comparte la perplejidad de técnicos y jugadores ante lo sucedido en El Madrigal", lamentó Miguel Pardeza, director de fútbol del Real Madrid, en la página web del club.

"Con nosotros fue tan riguroso que expulsó a Rui Faria por el hecho de aplaudir a Cristiano Ronaldo para animarle. Lo mismo con Ozil, un chaval que es limpio y nada dudoso", añadió.

El defensa Sergio Ramos quedó por su parte libre de sanción por un defecto de forma en el acta, al entender el comité que su redacción es inexacta y no deja claras las circunstancias en las que el internacional español vio su primera tarjeta amarilla del partido.

BVC