Nicosia.-El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, reconoció en la víspera de la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Apoel Nicosia chipriota, que su equipo es "favorito", aunque alabó el mérito de su rival por ser la revelación del torneo.

"Nosotros somos los favoritos, no podemos negarlo. Somos dos clubes que no pueden compararse. A pesar de ello, tenemos un gran respeto hacia ellos y será un partido complicado", señaló 'Mou'.

"Es un grupo muy fuerte, pelean como un grupo y no se rinden. Es una lección que han dado a todo el mundo", destacó.

Mourinho comparecía ante los periodistas por primera vez tras un boicot de cinco días en los que ni él, ni su adjunto (Aitor Karanka) ni los jugadores del equipo habían dado declaraciones, como protesta por las tres expulsiones (Mourinho, Sergio Ramos, Mesut Ozil) que el equipo sufrió en la recta final del partido del miércoles en el campo del Villarreal (1-1), en la Liga española.

El técnico portugués, eso sí, negó ser "el responsable" de la decisión del boicot.

"No soy el responsable de esto ni el que ha determinado la decisión", comentó al ser preguntado por ello.

BVC