El campeón mundial y olímpico de los 400 metros libres, el surcoreano Park Tae-hwan, fue readmitido el sábado en la final de los 400 metros libres en los Juegos Olímpicos de Londres tras ganar una apelación contra su descalificación, dijo la Federación Internacional de Natación (FINA).

Park, defensor del título olímpico que ganó en Pekín hace cuatro años, fue inicialmente descalificado por los jueces por una salida en falso en la serie de la mañana, generando la primera gran sorpresa en la natación en Londres, pero luego ganó la apelación que anuló la decisión.

Park, un héroe nacional para sus compatriotas tras lograr el oro en Pekín, parecía haber pagado el precio de un error de colegial en una serie que jamás debería haber perdido.

Las autoridades en el Centro Acuático del Parque Olímpico determinaron originalmente que había hecho una salida en falso y le anularon los tiempos.

Después de alcanzar la gloria en Pekín, el coreano no clasificó a la final de los campeonatos del mundo de 2009 en Roma pero ganó el título en Shanghái en julio del año pasado a pesar de entrar en la final con tan solo el séptimo mejor tiempo.