Jonathan Ramis presume tener tres años jugando como volante, por cualquiera de los dos extremos. Aunque en sus inicios lo hizo en el centro de ataque, el uruguayo asegura que conoce bien la posición y, por tal motivo, espera ganarse el puesto a lo largo del torneo Clausura 2015 con los Pumas.

Necesito jugar, necesito minutos para ganarme un lugar. Es un puesto (volante por izquierda) que hace bastante tiempo juego. Tengo que acoplarme lo más rápido posible a lo que pide el entrenador , aseguró el futbolista, que tiene la misión de llenar un lugar que no ha tenido dueño en los Pumas.

Desde hace cuatro años, la posición de mediocampista por izquierda, no tiene un dueño en el Pedregal. Martín Bravo fue el último jugador que se apropió del sector izquierdo. Los últimos refuerzos para la posición han tenido un paso efímero o intrascendente, como Diego Lagos, Cándido Ramírez, Juan Pablo Rodríguez e incluso el regreso de Leandro Augusto.

Es una posición en la que he venido jugando tres años, todo mundo me tiene como delantero, pero eso fue en mis inicios, ahora juego de volante , añadió Jonathan.

Existe otro factor que juega contra el futbolista charrúa, ya que apenas lleva 45 minutos de participación en el torneo, situación que no lo complace del todo y sabe que tendrá que luchar por conseguir el puesto titular.

Estoy tranquilo, tengo que respetar a los compañeros que están desde un torneo anterior, ellos tienen ventaja sobre mi, pero debo de ganarme el puesto en los entrenamiento y mostrar en los juegos lo que puedo aportar , expresó Jonathan Ramis.

Eso si, asegura que tiene el aval de Guillermo Vázquez, el cual le dio seguimiento previo a su contratación, y sabe lo que puedo rendir, los que están en mi posición ya venían jugando, pero hago mi trabajo para ganarme el puesto , sentenció el volante uruguayo.

Por último, asegura que su adaptación va por buen camino, no le incomoda la altitud de la Ciudad de México o el horario de juego de los felinos, porque he jugado en varios equipos y no me ha costado adaptarme. En Quito jugaba a 2,800 metros y a las 12 del día, así que no tendré problemas , dijo Jonathan Ramis.

mfh