“No tienes cinturón ahí en tu silla, porque no es un vehículo, pero si tuvieras, abróchatelo porque se van a divertir”, mencionó Rafael Puente del Río en su presentación como director técnico del Atlas.

Con un semblante de firmeza, Puente prometió un desarrollo deportivo a la “altura de la institución que representa”, convicción, que respaldada por Grupo Orlegi.  Empresa que llegó al futbol mexicano en 2013 y desde entonces logró tres títulos con Santos Laguna. Ahora, su más reciente adquisición, el Atlas FC, lo pone a cargo de Rafael Puente en la dirección técnica, a quién tenían tiempo de conocerlo.

“Para elegir técnico es un proceso largo. A Rafa tenemos de conocerlo más de cuatro años. Antes de que fuera a Lobos Buap estuvo cerca de llegar con nosotros a Tampico Madero. Es un proceso de entrevistas, conocimiento y de compartir idea. Pero sobre todo,  que entienda la filosofía del grupo, que entienda cuál es su rol y por qué viene, además de comulgar con los valores; que son ganar sirviendo”, comenta a El Economista, José Riestra, director de Futbol de Grupo Orlegi.

Cuestión con la que concuerdan el grupo de trabajo del técnico mexicano. Así lo comenta a este diario su auxiliar técnico, Rodrigo Roque.

“Tener una estructura de las dimensiones de Orlegi te da mucha tranquilidad para realizar el trabajo. Te permiten concentrarte directamente en lo que te toca y no distraerte en otros aspectos. Los procesos y estructura distinguen a esta empresa, no hay vicios, ni lagunas. Te dejan muy claro el camino que debes tomar”, expresa Roque.

Con tan solo semanas de trabajo, Puente en su debut obtuvo una derrota por 3-1 contra Morelia. A pesar de ello, los seguidores lo han tomado como un nuevo comienzo, así lo mostraron en redes sociales, específicamente en Twitter, en donde crearon el hashtag #UnidosXAtlas que el lunes 10 de enero se mantuvo dentro de las cinco principales tendencias en México, con más de 13,000 menciones al respecto durante un tiempo estimado de 10 horas.

Situación que sirve principalmente para levantar en el aspecto anímico a los futbolistas, a causa de que el equipo se encuentra en la onceava posición, por lo que una de las prioridades del cuerpo técnico es enfocarse en la cuestión emotiva de los futbolistas.

“Tenemos que recordar que somos personas antes que entrenadores y lo mismo pasa con los jugadores. Independientemente de los resultados pensar en el tema anímico de las personas se debe considerar en todos los rubros de las empresas, porque involucra mejor productividad. Éste tema lo llevamos a cada una de nuestras actividades”, expresa Roque.

Con solo un título en la historia de Atlas que consiguieron hace 69 años, la base de seguidores se mantiene como la novena más importante de la Liga MX, con un alrededor de 2.8 millones, según la última encuesta realizada por Consulta Mitofsky.

Para cambiar la historia José Riestra considera que más que una renovación desde la llegada de Puente, la afición ha entendido que tienen que caminar en el mismo rumbo del equipo para obtener los resultados esperados.

“Es una situación en la que trabajamos desde la experiencia que hemos tenido, porque lo que hace falta es justamente la unión entre las partes que integran el club. Si cada quien va por la suya, no se van a obtener resultados y si todos caminan en conjunto con una misma visión, lo que buscamos es más probable que llegue. Lo mismo sucede en la cancha al momento de buscar el resultado", comenta Riestra.

La deuda en los segundos torneos

- Dos despidos:

1. Con LobosBuap por ser de los últimos lugares de la tabla.

2. Con Gallos de Querétaro, por derrotas consecutivas en su segunda etapa con el club.

-Ante la búsqueda de una explicación por ambas situaciones, el entrenador expresó: "En los segundos torneos hubo un descenso evidente en el rendimiento,  las pruebas ahí están y los números son contundentes. Cometí el error de distraerme. Me sedujeron otras oportunidades que me pudieron presentar, que se fueran jugadores del equipo y cuestiones contractuales. Pero comprobé que cuando me ocupo únicamente en dirigir, los resultados son buenos”