Francisco Campos lo hizo a su manera. El pitcher de los Piratas de Campeche se convierte en el jugador número 14 en la historia de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) en acumular 200 victorias y con ello pone fin a una carrera de 25 temporadas en la Liga.

En su última apertura, la número 476, permaneció durante cinco innings en la loma, en las que permitió cuatro hits, tres carreras, dos cuadrangulares, dio dos bases por bola y eliminó a cinco rivales.  

Pancho Ponches, como también se le conoce al ahora exbeisbolista, platica que disfrutó minuto a minuto en las ocasiones en las estuvo en la loma. “Para mucha gente será  ir a ver a Pancho, pero nadie se imagina lo que Pancho está disfrutando en ese momento. Soy sentimientos muy bonitos que más van a quedar grabados en mi corazón”. 

 

La última victoria la obtuvo en casa, en el Parque Nelson Barrera Romellón, ante 958 personas que se dieron cita.  

Ahora se enfocará en su labor como coach de pitcheo con los Piratas de Campeche. La cual comenzó a desempeñar en la presente temporada. 

“Es una función muy bonita, que no es ajena a mí, porque ya llevo dos años con los Tomateros de Culiacán. En el cual me siento contento, cómodo, porque es algo que ya conozco, tengo un buen grupo de muchachos que me dejan trabajar con ellos y eso me hace un trabajo fácil”, comentó. 

Francisco sabe de qué forma dirigirse a sus pupilos, que es importante conocerlos, algo muy importante para él será que la exigencia y la disciplina. 

“Siempre que haya un respeto de del líder a sus alumnos van a existir mejores resultados, pienso que esa filosofía va a ser muy importante, para que alguien de mis jóvenes alumnos que tenga en el equipo, triunfe y diga: Pancho Campos me guio y me enseñó”, añadió.

Campos, con 46 años, concluye su carrera con una marca de 200-148, con una efectividad de 3.35, sumó  2,181 ponches, fueron 494 juegos. Fue novato del año (1996) y el último jugador en ganar la triple corona en la temporada del 2004.

abr