Martín Bravo es el fiel reflejo de Pumas en el Clausura 2013. El ímpetu, las ganas y destellos de habilidad nunca faltaron en el delantero; sin embargo, la poca constancia y errores frente a la portería rival condenaron a la UNAM a seguir sin ganar en casa. Tras el empate, 0 -0, ante Santos, el futuro en el pedregal luce sombrío, con pocas alegrías si la ofensiva azul y oro no despierta con goles.

Antonio Torres Servín mandó a Javier Cortés y Emilio Orrantia por las bandas para suministrar con centros a Eduardo Herrera; no obstante, el centro delantero auriazul nunca recibió balones con ventaja, la mayor parte de espaldas, y, por lo menos, a 15 metros de la meta.

En contraparte, Santos apostó a la velocidad de Darwin Quintero y la fortaleza ofensiva de la dupla conformada por Oribe Peralta y Hérculez Gómez. El mano a mano entre los delanteros visitantes frente a Darío Verón y Marco Palacios siempre fue un peligro latente en la portería local.

Durante el primer tiempo, Santos creó las mejores oportunidades de gol, un disparo desviado de Quintero y una serie de remates en el área estuvieron cerca de abrir el marcador.

En los últimos instantes del primer tiempo, en una falta cometida sobre Herrera se decretó penal. Efraín Velarde fue el encargado de tirar la pena máxima; sin embargo, el disparo lo contuvo Oswaldo Sánchez, el portero se valió de saltos, gritos y manoteos para presionar al defensa.

El ingreso de Martín Bravo en el segundo tiempo revolucionó la ofensiva de Pumas, encaró en un par de ocasiones la portería de Santos; pero la falta de contundencia condenó a los universitarios como una de las peores ofensivas del torneo, cuatro goles en cinco partidos.

Al final, mientras Bravo lamentaba en el centro del campo por la poca efectividad, Oswaldo Sánchez disfrutaba sentirse héroe, saludaba a los rivales, felicitaba a su equipo por el empate y como epílogo accedía con gusto a entrevistas. Fue el último jugador en abandonar la cancha, saludó a su afición y, con una sonrisa, se fue a los vestidores porque nuevamente fue la figura.

CHIVAS NO SABE GANAR

Chivas de Guadalajara, el equipo más popular del futbol mexicano, continúa sin conocer el triunfo tras empatar por 1-1 ante San Luis en la quinta Jornada del torneo Clausura local.

Marco Fabián de la Mora adelantó al equipo local a los 23 minutos cuando definió de media vuelta en el centro del área. Pero San Luis reaccionó y empató a los 55 minutos gracias al argentino Mauro Matos.

PUEBLA DERROTÓ A MORELIA

Puebla consiguió este día su segundo triunfo al superar 3-1 a Monarcas Morelia, en duelo correspondiente a la Fecha cinco del certamen y que se celebró en el estadio Cuauhtémoc.

Un autogol del defensa Joel Huiqui adelantó a La Franja al minuto 16, mientras Félix Borja, al 27, y Matías Alustiza, al 90, redondearon el triunfo.

El chileno Héctor Mancilla, al minuto 21, empató de forma momentánea, pero fue expulsado igual que Carlos Morales, dejando a Monarcas con nueve hombres.

eduardo.hernandez@eleconomista.mx