David Cabrera mandó un pase atrasado que fue aprovechado por Matías Alustiza, el delantero enfrentó al portero de Pumas y éste no tuvo más remedio que derribar al atacante que se aproximaba a la meta indefensa de los felinos. El árbitro decretó penal y Carlos Sánchez hizo efectivo el cobro para darle el empate a dos goles a Puebla, luego de tener una desventaja de dos tantos, que los universitarios no pudieron mantener.

La última jugada del partido dilapidó las esperanzas de los felinos de conseguir su primer triunfo en casa luego de nueve meses. En los últimos cinco minutos los locales dejaron escapar una ventaja de dos goles, lo que significaba su primera victoria en casa desde el 28 de abril del 2013, cuando todavía al mando de Antonio Torres Servín se impusieron 3-0 a Jaguares de Chiapas, y con la igualada en su debut del Clausura 2014 ya suma 10 partidos sin ganar en CU, de los cuales seis son derrotas.

El equipo de José Luis Trejo vivió un partido de contrastes y espejismos, por un lado dominó el primer tiempo a unos poblanos incapaces de crear peligro y que dejaban todo supeditado a la habilidad de Matías Alustiza; mientras, Pumas mostró un ritmo semilento y una actitud conservadora, ya que sólo Daniel Ludueña y Martín Bravo eran los hombres más adelantados y encargados de crear jugadas de gol.

El Hachita fue reflejo de la actitud de los felinos en el partido, 30 minutos brillantes, con posesión de balón, eludiendo rivales y filtrando pases hacía Bravo, pero que tras conseguir la ventaja de dos goles, se dedicó a caminar sobre el césped y pasó desapercibido la media hora restante que se mantuvo en la cancha, hasta que salió de cambio.

Y es que, desde el principio, el estratega apostó por cuidar su portería, antes de buscar el gol. Con cinco defensas y tres mediocampistas, la responsabilidad ofensiva recayó sobre Ludueña y Bravo. Fue La Rata quien aprovechó el descuido de los visitantes, primero al caer derribado en el área y convertir la pena máxima, y luego al desviar un tiro de Martín Romagnoli, ambos goles antes del minuto 35.

Sin embargo, la falta de ambición de Pumas y al no contar con un referente en el ataque, trastornó el encuentro en una tediosa disputa por el control de la media cancha. Fue ahí donde Pumas comenzó sus desatenciones, a pesar de la incorporación de Leandro Augusto, que fue celebrada por la afición, y el posterior ingreso de Ismael Sosa y Daniel Ramírez, el equipo quedó a merced de los pelotazos de Puebla y la habilidad de Alustiza.

Por eso, al final, las sensaciones hicieron recordar el pesar del equipo el torneo pasado, últimos en la clasificación general e incapaces de imponerse a rivales con mínima capacidad ofensiva y que pugnan por su supervivencia en la Primera División. Pumas hace tiempo que dejó la ambición en su legado.

León empata de visita, atlante falló dos penales

Por su parte el campeón, León, empató 1-1 en su visita ante Atlante en el cierre de la jornada 1 del Clausura 2014.

El primer tanto del partido fue obra de León gracias a un disparo del Gullit Peña que logró vencer a Eder Patiño. El empate lo consiguió Atlante al minuto 46 por parte de Manuel Viniegra. Los Potros siguen últimos de la porcentual y se dieron el lujo de que Narciso Mina y Michael Arroyo fallaran dos sendos penales.