El sol no les daba en la cara, pero aun así los semblantes de los jugadores de Pumas mostraban desazón. Seis partidos consecutivos sin ganar no eran para menos. El conjunto de Guillermo Vázquez Jr. ayer empató frente a Querétaro en CU 1-1.

Caso contrario a la expresión de los jugadores del club dirigido por José Saturnino Cardozo, que a pesar de que nunca han podido obtener victoria en las 10 visitas que suman a CU, ayer consiguieron un empate que no les fue indiferente, significó un punto más para pelear por su estancia en el máximo circuito.

Únicamente pasaron 10 minutos para que Javier Cortés mandara un servicio largo al delantero Juan Carlos Cacho, quien trató al esférico con mucha suavidad y con la punta de sus tacos logró enviarlo al ángulo inferior de la portería, en donde el arquero Liborio Sánchez no logró detenerlo.

Así, con más tacto que rudeza, se impuso hasta terminar la primera parte. Pero los aproximadamente 50 aficionados queretanos que seguían aplaudiendo con fe a su equipo festejaron un gol en el segundo tiempo al pie de Sergio Ponce. Un tanto que fue como un déjà vú, ya que lo fabricó de la misma forma que el futbolista de Pumas.

Al finalizar el partido casi todos los jugadores universitarios salieron del terreno de juego cubriendo su cara, Efraín Velarde declararía que era la frustración. Ése es el último gesto de un club que suma siete puntos de 24 y que cada vez desconoce más la victoria.

Accidente antes del partido

Antes del comienzo del partido el piso a los alrededores del recinto universitario, se tapizó por los volantes pisoteados que repartieron los miembros de protección civil con indicaciones preventivas en caso de contingencias, luego de que el club quitó por completo las rejas de seguridad.

El desprecio de los aficionados a tales indicaciones, lo pagó una aficionada que antes de iniciar el encuentro cayó de la grada en dirección a la fosa por la que los abanderados salen a la cancha, pero por suerte una de las rampas impidió que cayera hasta el fondo desde los 2.15 metros de altura y el servicio médico pudo auxiliarla rápidamente con sólo un tobillo roto.

[email protected]