El líder de goleo de la Liga MX toca el balón unas 20 veces por partido; si el sistema de su equipo lo permite, podrá tener a modo tres centros por encuentro y ya no hablemos de remates a portería, porque cuando se trata de disparos al arco rival, Nicolás Castillo tendrá una ocasión en promedio por juego.

Pumas ganó 2-1 a Santos, con dos goles del delantero chileno y nuevo líder de goleo del torneo mexicano, Nicolás Castillo, que tuvo su primer contacto con el balón en área enemiga hasta el minuto 48; pero en ese instante, luego de recibir un centro de Pablo Barrera, mostró habilidad para controlar el balón, girar y mandar un disparo cruzado que venció a Julio González. Ahí inició el resurgimiento de los felinos.

Si simplificamos a Castillo a números, para nada es el mejor delantero del torneo mexicano, salvo por la cantidad de goles que lleva, seis. Según los datos de Match Analysis, Castillo tiene 1.5 disparos a gol por juego, corre a una velocidad de 5.5 kilómetros por hora, y de cada 10 intentos de pase, cuatro los ejecuta mal. Aun así, es el mejor goleador.

Por más que Juan Francisco Palencia proteja de críticas a la defensa de su equipo, ante Santos, la zona baja auriazul demostró fragilidad sobre todo en el primer tiempo, cuando los Guerreros fallaron al menos tres ocasiones claras de gol ante Alfredo Saldívar.

Aunque digan que la defensa ha fallado, yo les digo que con Nicolás empezamos a defender y que su trabajo, de presionar, perseguir a los rivales, ayuda a todo el equipo , indicó el técnico de los Pumas al terminar el partido para, una vez más, argumentar las fallas en el primer tiempo y que casi le cuestan el partido.

Con Santos al mando del partido al tener el control del juego, las únicas intervenciones de Nicolás Castillo fueron por perseguir el balón, incomodar a los zagueros contrarios en la salida, y pelear en solitario los pelotazos de Darío Verón y Abraham González, ninguno con ventaja para el chileno.

En una etapa de austeridad en Pumas, cualquier activo destacado del club ya está en el mercado de la oferta y la demanda. Lo mismo pasa en la cancha, si no es Castillo, Jesús Gallardo agrega valentía a la monótona estrategia de pases de los universitarios y en la que en algunas ocasiones también participa Pablo Barrera, o al menos realiza intentos suficientes para que el balón le llegue a Castillo.

Hay que jugar para él , reconoció Matías Britos, quien entró al juego al minuto 30, cuando Palencia perdía la estrategia al dejar en soledad a su delantero.

Después de su primer disparo a gol, hasta el minuto 48, Castillo se convirtió en eje del ataque universitario. Lo mismo aguantaba el esférico, repartía el juego, recuperaba, y en una de esas jugadas llegó a la cita tras un centro de Barrera, para su segundo tanto del día.

A pesar del gol de Djaniny Tavares, en los últimos minutos del partido, Pumas sacó el triunfo, y terminó con una racha de seis partidos sin triunfo, tomando en cuenta todas las competencias, todo gracias a su centro delantero, quien lleva seis goles, y que pasa más tiempo persiguiendo el balón, que con él en sus pies. Qué fortuna es tener a Nicolás Castillo.

Tigres sigue a la alza

Tigres de la UANL se reencontró con el camino de la victoria al dar cuenta, sin mucho problema, a Puebla por 2-0, en partido de la fecha nueve del Torneo Clausura 2017 de la Liga MX disputado en el estadio Cuauhtémoc.

Los goles de la victoria fueron obra de Jesús Dueñas, al minuto 35, y del chileno Eduardo Vargas, quien se estrenó en el futbol mexicano, al 62.

Con este resultado, los regiomontanos llegaron a 11 unidades, en tanto que los de La Franja se quedaron con nueve puntos y con 114 en el sitio 15 de la Tabla de Porcentajes. Cuando un rival busca jugar de tú a tú al campeón, y eso fue lo que sucedió con Puebla, que intentó hacerle daño a Tigres, quien aprovechó esta situación para controlar el juego prácticamente los 90 minutos.

eduardo.hernandez[email protected]