El repechaje comienza este fin de semana. El duelo más disparejo no solo en cuestión de puntos, sino también en nóminas, es el Monterrey contra Puebla. Mientras los Rayados clasificaron como quinto lugar general (solo dos goles menos que Cruz Azul impidieron que clasificaran directo a cuartos de final). La Franja entró como lugar 12 con apenas nueve puntos más que Atlético de San Luis, el último lugar general. De hecho, entre el líder general del torneo, León, y el Puebla (último del repechaje) hay 20 puntos de diferencia.

En el rubro económico, Rayados es la nómina más alta de la Liga MX con un valor de 68.8 millones de euros, mientras que los camoteros son la segunda más baja (18.2 millones), es decir, casi una cuarta parte de lo que vale el equipo del norte. De acuerdo con el sitio Transfermarkt, Monterrey ha estado entre los tres equipos más caros de la liga desde 2009 mientras que Puebla no ha entrado al top 10 de nóminas en un lustro.

Sin embargo, estos contrastes no minimizan la esperanza en el club poblano: “Nos estamos preparando para prácticamente jugar una final, no sé si ellos lo ven así pero nosotros sí. Monterrey es el favorito por todo lo que significa, pero es una serie a un solo partido y todo puede pasar”, resalta Osvaldo Martínez, uno de los miembros más experimentados.

El repechaje representa una gran oportunidad para Puebla, pero no económica, aclara Carlos Poblete, director de desarrollo deportivo, en entrevista con El Economista: “No tenemos ningún beneficio, no nos genera nada, al contrario, por ser visitantes tenemos los gastos normales de viaje y hospedaje, pero es parte de lo que nos toca vivir”.

Ellos se asumen como “ganadores” por clasificar a esta fase luego de cinco años sin jugar una liguilla (fueron eliminados por el Toluca en los Cuartos de Final del Apertura 2015). Por ello, para Poblete, el hecho de que no haya un ingreso extra por jugar el Repechaje no es algo negativo.

“Tendremos más exposición mediática, nuestra playera aparecerá en televisión, tendremos más exposición, pero solo eso. En este partido (contra Monterrey), primero vamos por lo deportivo, pero para nosotros también lo económico sería muy importante”, señala, ya que sí recibirían un estímulo económico de parte de su televisora (TV Azteca) en caso de avanzar a la liguilla.

Previo a la última jornada, Roberto Alvarado, mediocampista de Cruz Azul, declaró que el Repechaje le parecía “injusto porque al final sabemos que solo entran ocho equipos a la liguilla”, una opinión contraria a la de Poblete: “El repechaje se hizo como idea para paliar un poco el no ingreso económico del torneo con la pandemia, esperando que al final algunos equipos tuvieran posibilidad de un partido extra como local. Se hizo una votación, no sé si todos estuvieron a favor, pero estuvo ratificado por la liga, así que todos competimos bajo el mismo reglamento. Si es justo o injusto ya es otro tema”.

Durante el torneo regular, Puebla cayó 3-1 ante Monterrey como visitante, por lo que no ha podido romper su marca de un solo partido ganado en casa de los Rayados en los últimos 24 años. No obstante, sus elementos confían en terminar esta racha en el Repechaje, ya que durante el Guardianes 2020 sumaron 12 puntos fuera de casa, mismos que el América y los Tigres.

“Tuvimos una temporada irregular, como equipo que pretendía tener una buena temporada en casa fuimos muy malos y, al contrario, como visitantes fuimos de los mejores. Sufrimos un contagio masivo al no contar con siete elementos en algún momento del torneo (por Covid). Cumplimos el primer objetivo (Repechaje) y ahora vamos a luchar porque tenemos las mismas posibilidades”.

-¿Qué tanto influye la diferencia de nóminas entre Monterrey y Puebla para el Repechaje?

El mediocampista Osvaldo Martínez contestó a este diario: “El tema económico yo creo que no entra dentro de la cancha, no tiene nada que ver. Eso sí, la calidad de jugadores que ellos tienen puede marcar diferencia, por lo que tenemos que confiar en nosotros mismos, no esperar a que ellos volteen, sino que al contrario trataremos de jugarle de igual a igual”.

fredi.figueroa@eleconomista.mx