Gane o no gane el domingo la final del Mundial 2010 contra Holanda, la selección de España desfilará en un autobús descubierto el lunes, anunció el jueves la alcaldía de la capital española.

"Independientemente del resultado de la final, la capital rendirá sus honores a la selección", anunció en un comunicado la alcaldía de Madrid.

"La alcaldía organizó en colaboración con la Federación española de futbol, una gran recepción a los jugadores" como muestra de apoyo y admiración, añadió.

Los jugadores saludarán desde lo alto de un autobús descapotable y recorrerán "los barrios más animados de la ciudad", , pasando por la Plaza de España, después por la gran arteria turística y comercial de la Gran Vía y por la Cibeles, la plaza donde los jugadores y aficionados del Real Madrid celebran sus títulos.

Al final del recorrido, está prevista una fiesta en la explanada situada cerca del Palacio real.

Anteriormente, los jugadores de la Roja recibirán las felicitaciones de las "altas instituciones del país", sobre todo de los miembros del gobierno.

Para la final, el domingo por la noche, varias pantallas gigantes serán instaladas en el centro de Macontra Alemania fue celebrada toda la noche en el centro de Madrid por varias decenas de miles de aficionados, acompañados por las inevitables vuvuzelas