El futbolista más valioso de la Selección francesa debutó en la categoría mayor hace apenas 15 meses, en un partido clasificatorio para el Mundial de Rusia 2018 ante Luxemburgo, y en aquel momento apenas valía 8.3% de la cotización que alcanza actualmente.

Kylian Mbappé era un chico llegado de los suburbios parisinos que utilizó el futbol como instrumento de ascensión social y que en cuatro temporadas se coloca como el sexto futbolista más valioso del planeta, a los 19 años y con la proyección de que, en el futuro, se convertirá en el jugador más importante.

Es decir, en 15 meses el delantero aumentó en 12 veces su cotización cuando fue convocado por primera ocasión por Didier Deschamps, a un ritmo de 7.3 millones de euros cada mes, hasta la última modificación a su valor, según Transfermarkt, realizada apenas ocho días antes del inicio del Mundial de Rusia.

Tres goles después, una semifinal, quizá el premio a MVP del torneo y ¿la Copa del Mundo? ¿Cuánto podrá valer Mbappé después del próximo fin de semana?

Un contendiente a balón de oro, como Antoine Griezmann, tres de los cinco fichajes más costosos en la historia del futbol, juventud, calidad y tener al jugador revelación de Rusia 2018 son factores que convierten a la Selección de Francia en el equipo más valioso del Mundial, con 1,080 millones de euros, según el portal Transfermarkt.

Mbappé con 19 años es el ejemplo de proyección y crecimiento. Hace dos años ni siquiera era considerado para la Eurocopa, torneo en el que su Selección llegó a la final y la perdió ante Portugal. Pero después de una temporada notable con París Saint-Germain, donde anotó 21 goles y dio 16 asistencias así como un fichaje por 180 millones de euros, Kylian llegó a su cotización máxima, según el portal que analiza el estado financiero de los jugadores.

Edad, rendimiento y dinero generado en fichajes son variables que otorgan valor a los jugadores. Francia es la tercera Selección más joven del campeonato, con un promedio de edad de 26.1 años, igualada con Inglaterra. Sólo Alemania y Nigeria llevaron planteles más jóvenes, eso ayuda a que 20 de los 23 futbolistas del plantel francés se encuentren, en este momento, en el punto más alto de su valor como jugadores; es decir que, gracias a su rendimiento anterior, al dinero que han movido en fichajes y a que se encuentran en una edad donde podrán hacer valer esa inversión, Transfermarkt les otorga la cotización más alta de su historial.

Un ejemplo de esa proyección es Antoine Griezmann, que tiene un valor de 100 millones de euros, cotización a la que llegó este mismo año. La construcción del valor del delantero se hizo por su nominación a Balón de Oro como mejor jugador del 2016, las dos finales de Champions League, Atlético de Madrid y la renovación de contrato con el equipo español, a razón de un salario anual de 23 millones de euros, el mejor pagado del club.

Los seleccionados franceses han generado 906 millones de euros en traspasos. Paul Pogba (105 millones), Ousmane Dembelé (130) y Kylian Mbappé (180) se encuentran entre los cinco fichajes más costosos en la historia del futbol.

Francia es el segundo país que más futbolistas tiene repartidos en el mundo, sólo detrás de Brasil, y supera en una relación de dos a uno al resto de los países europeos que exportan jugadores a todo el planeta.

Eso es lo que hace el prestigio, la calidad, que 1,608 futbolistas galos estén repartidos en 84 países de todo el mundo; en todas las confederaciones y continentes, hay un futbolista francés en Nueva Caledonia, Omán, Camboya, Haití, Bolivia, México, entre otros.

Los futbolistas franceses en el exterior superan en cinco veces más a jugadores italianos en ligas extranjeras, son el triple que Portugal y más del doble que España o Alemania. Es el reflejo de la magnitud que actualmente tiene el futbol francés. Liderados por una nueva generación y con actuaciones de clubes franceses en el pasado inmediato como PSG, Mónaco, Lyon, que llegaron a instancias finales en competencias europeas, jugadores como Benjamin Mendy, Alexandre Lacazette o Corentin Tolisso se han convertido en fichajes récord en su posición o en la historia de clubes como Manchester City, Arsenal y Bayern Munich.

No sólo están en territorios insospechados, los franceses juegan en 86% de las ligas europeas, al menos hay un jugador galo en ocho de cada 10 ligas del continente y, tomando en cuenta sólo a las cinco principales ligas de Europa, es la nacionalidad que más jugadores tiene en la alta competencia, con 402 jugadores repartidos en los torneos de Alemania, Inglaterra, Italia y España.

Francia es la única Selección que llegó a la instancia de las cuatro mejores selecciones tanto en su torneo continental, es decir la Eurocopa, como en el Mundial.

El prestigio del futbolista francés hoy tiene sustento en Mbappé, Griezmann, Pogba y Kanté, que la convierten en la Selección más valiosa de Rusia 2018 y que buscan imponer ese poderío económico en la Copa del Mundo.