El ciclista español fue detenido por la policía francesa cuando se entrenaba para la nueva edición del Tour de Francia por no llevar luz en su bicicleta.

El deportista, quien sigue siendo cuestionado por su presunto dopaje en la edición de 2010, se encontraba en un túnel como parte del reconocimiento de las etapas alpinas de la próxima competencia gala, cuando fue sorprendido por los policías, quienes hicieron caso omiso al ciclista, que intentó defenderse al afirmar que el auto que iba detrás de él iluminaba su bicicleta.

El tricampeón del Tour de Francia no le quedó de otra que obedecer a los policías y subir su bicicleta al auto para continuar con su camino.

BVC