El dominicano Michael Pineda retiró a los primeros 20 enemigos que enfrentó hasta que Evan Longoria le disparó un doblete por la línea de jardín derecho, y permitió apenas dos imparables en siete innings y dos tercios para que los Yanquis de Nueva York debutaran en casa con un triunfo el lunes de 8-1 sobre los Rays de Tampa Bay.

Pineda (1-1) dominó como el pitcher en el que los Yanquis siempre esperaron que se convirtiera. Ponchó a 11, no regaló bases por bola y 67 de sus 93 lanzamientos fueron strikes. Por Tampa Bay, Logan Morrison conectó jonrón con un out en la octava entrada, un batazo que impactó en lo alto de la barda del jardín derecho central golpeó a un aficionado y cayó de regreso al campo. Se requirió de una revisión de la repetición para determinar que fuera cuadrangular.

Alex Cobb (1-1) cargó con el revés al permitir cinco carreras en siete innings y un tercio. Por los Yanquis, el dominicano Starlin Castro de 4-1 con dos producidas y una anotada. El venezolano Ronald Torreyes de 4-0 con una impulsada.

Verlander y Sale, ?duelo del picheo

Justin Verlander y Chris Sale se enfrascaron en un duelo de picheo hasta que Nicholas Castellanos impulsó la carrera de la ventaja en la octava entrada en contra de Sale para guiar a los Tigres de Detroit a un triunfo 2-1 sobre los Medias Rojas de Boston. Justin Verlander permitió una carrera sucia, tres imparables y dio dos bases por bolas con cuatro ponches en siete innings de labor. Chris Sale (0-1) ponchó a 10 rivales y admitió dos carreras y cinco hits en siete episodios.