La Liga MX no es bien calificada por los aficionados, pero a pesar de que muchos hacen público su descontento con el nivel que ofrece el torneo local, a final de cuentas es el primer producto de futbol que consumen a la hora de encender su televisión, con 43.5% de las preferencias, seguido de la Champions League, con 32.6 por ciento.

Jorge Badillo Nieto, docente de posgrados deportivos en la UVM, y autor del libro La mercadotecnia y el deporte ahora, explicó a El Economista las razones por las que los fans consumen un producto que reprueban a la hora de evaluar su calidad.

Pese a que cada día la oferta de las industrias del entretenimiento, cultura y espectáculo crece más, el futbol local no dejará de formar parte de la canasta básica del mexicano y aunque su calidad no sea siempre la mejor, hay factores que influyen en la decisión de consumirlo como por ejemplo: ocio, entretenimiento, distracción, tradición, costumbre, convivencia, familia, amigos, compañeros de trabajo, etcétera , opinó el especialista.

Badillo Nieto agregó que el mexicano termina buscando en la programación el balompié azteca debido a que las ofertas que tiene en el continente no terminan por ser tan atractivas, como las ligas de Argentina o Brasil, que si bien son de las más competitivas en América, no entusiasman de la misma manera al aficionado como termina haciéndolo la Liga de Campeones de Europa segundo campeonato más visto en nuestro país o la misma Liga MX.

El aficionado mexicano necesita consumir ambos productos: Liga MX y UEFA Champions League son complementarios, porque si le das a elegir difícilmente podría prescindir de alguno. Por lo general, este aficionado cuenta con los recursos para consumir ambos torneos, ya sea asistiendo a un estadio de Liga MX, pagando un sistema de cable para ver toda la cobertura de Champions e incluso comprando los jerseys de sus equipos favoritos , opinó Jorge.