Patriots de Nueva Inglaterra siguen con los problemas de lesiones de jugadores claves en su ofensiva y esta vez le ha tocado el turno al ala cerrada titular, Rob Gronkowski, que estuvo en un hospital de Boston, donde recibió tratamiento en la rodilla derecha.

De acuerdo con varias fuentes periodísticas, Gronkowski también recibió una inyección que le ayudase a bajar la inflamación que sufre y disminuirle el dolor.

Sin embargo, Patriots, a nivel oficial, confían que Gronkowski dispute el sábado el partido de ronda divisional de la Conferencia Americana (AFC) contra los visitantes Chiefs de Kansas City.

Pats tendrán que aguardar por la condición de Gronkowski el día del juego, dado que el hombre clave en su ofensiva no entrenó por segundo día en los tres últimos de trabajo del equipo.

Gronkowski arrastra los problemas de la rodilla desde el 29 de noviembre, cuando sufrió una hiperextensión contra Denver.

Tres equipos anuncian a sus coaches

Los 49ers de San Francisco contrataron a Chip Kelly como su nuevo entrenador. El director ejecutivo del equipo, Jed York, dijo que espera que Kelly les ayude a enderezar el rumbo, que se perdió los playoffs de la NFL por segunda temporada consecutiva.

Por su parte, Ben McAdoo puso en orden la ofensiva de Giants de Nueva York en un lapso de dos años. Su nueva misión es la de enderezar el rumbo de la franquicia. Giants confirmaron la contratación de McAdoo, de 38 años.

Tampa Bay Buccaneers también ya tienen nuevo entrenador en jefe con Dirk Koetter, su actual coordinador ofensivo. Koetter toma el cargo del veterano Lovie Smith.

Demandan a los Rams

Un grupo de fans de Rams demandó al dueño del equipo, Stan Kroenke, al considerar que infringió las leyes del estado de Missouri por manifestar falsamente que su deseo era que el equipo permaneciera en San Luis.

La demanda se presentó el miércoles en la corte de circuito de San Luis, un día después de que los dueños de la NFL votaron a favor de que Rams se muden a Los Ángeles a partir de la próxima campaña.