Zurich. Patrocinadoras de la FIFA mostraron su preocupación por los escándalos que han sacudido en las últimas fechas a la entidad.

El gigante industrial de bebidas Coca-Cola, patrocinador del Mundial de uútbol desde 1978, señaló que las acusaciones de corrupción que vive la FIFA son angustiantes .

Las actuales acusaciones son angustiantes y malas para el deporte , declaró Petro Kacur, portavoz de Coca-Cola,. Esperamos que la FIFA resuelva esta situación de forma conveniente y completa , añadió.

La firma alemana de ropa deportiva Adidas, muy presente en el futbol, teme por la imagen de este deporte, declaró un portavoz. Las acusaciones repetidas (de corrupción) no son buenas ni para la imagen del futbol ni para la misma FIFA , comentó un portavoz de la marca de las tres bandas.

Sin embargo, los acontecimientos no cuestionan nuestra cooperación (con la FIFA), que se basa en la fascinación que el futbol ejerce como deporte , añadió.

La compañía estadounidense de tarjetas de crédito Visa señaló que la actual situación, claramente no es buena para este deporte y pedimos a la FIFA que dé los pasos necesarios para resolver la preocupación que ha surgido .

En la línea aérea Emirates, otro de los patrocinadores de la FIFA, afirmaron estar "decepcionados" por las sospechas de corrupción.

Emirates, como todos los aficionados del mundo, está decepcionada con las cosas que están rodeando la administración de este deporte , dijo el portavoz de Emirates, Boutros Boutros, en un comunicado.

Entre tanto, la firma de neumáticos Continental, patrocinador oficial del Mundial de Brasil-2014, manifestó que no puede aprobar nada que afecte de manera negativa al futbol profesional , a la próxima cita planetaria, o las características del deporte .

No obstante, la multinacional Sony, gigante de la electrónica y del entretenimiento, que tiene contrato con la FIFA como patrocinador hasta 2014 desde 2007, evitó pronunciarse sobre los efectos de la situación de la federación.

La FIFA se encuentra en una importante crisis debido a las acusaciones cruzadas de corrupción que se están dirigiendo algunos de sus más altos cargos.

Dos miembros del Comité Ejecutivo de la organización internacional fueron suspendidos el pasado fin de semana, siendo uno de ellos el catarí Mohamed Bin Hamman, que retiró su candidatura a la elección presidencial de la FIFA tras ser castigado al ser objeto de una investigación por presunto fraude electoral.

Bin Hammam era el único candidato que competía en esos comicios con el suizo Joseph Blatter, aspirante a su propia sucesión en el congreso electivo de la FIFA, que elegirá el miércoles quién será su próximo mandatario.