Son dos victorias las que le faltan al pitcher Francisco Campos para llegar a las 200 y así poner fin a su carrera en el béisbol. 

Campos, de 46 años, confesó que cada vez que sube a la loma lo disfruta, lanzamiento por lanzamiento. 

En la búsqueda de dicho objetivo, Francisco comentó que en la organización se realizó una planeación para que no se afectara al staff de abridores y pudiera cumplir con su objetivo en relación con el número de triunfos.

“El plan es empezar a abrir los juegos, pero desgraciadamente se han dificultado las victorias, ya lo hablé con el cuerpo técnico y con el manager, (lo que planteamos) es que un pitcher abridor lance las primeras tres entradas, esa podría ser una opción”, explicó el jugador de los Piratas. 

En lo que va de la fase regular ha permanecido en la loma 7.1 innings y tienen una promedio de carreras limpias de 6.14.

Pancho Ponches como también se le conoce al jugador es parte de la organización de Campeche desde 1995. Para la presente temporada la novena solicitó a la liga para que ocupara un lugar como lanzador y también como coach de bullpen. 

El desempeñar dos funciones en el equipo, indicó que no es sencillo realizar dos labores al mismo tiempo, “cargar con la responsabilidad de un objetivo te puede llegar a ganar la emoción, pero hay que tener la cabeza muy fría, lo estoy logrando y tengo mucha fe en que llegarán las victorias”. 

Los Piratas se colocan en la antepenúltima posición de la zona Sur en la Liga Mexicana de Béisbol. 

Una vez que el originario de Guymas, Sonora, cumpla las 200 victorias le pondrá fin a su carrera. Campos fue homenajeado en el tercer juego de la serie entre los Diablos Rojos del México y Piratas de Campeche.

Francisco está evaluando la posibilidad de hacer un libro biográfico, ya una editorial le ha hizo la propuesta. “He visto y conocido tantas cosas y con gusto las compartiría”.