Juan Carlos Osorio es miembro de la Dirección Nacional de Inteligencia de Colombia. Es parte de una élite de espías del gobierno que busca desenmascarar y desarticular a los grupos de paramilitares y narcotraficantes. Su trabajo no es sencillo y nunca sabe cuándo estará en casa y cuándo no. Toda esta historia es una idea que se le ha cruzado por la mente al técnico colombiano...

Juan Carlos, ¿usted todavía cree que si el futbol no hubiera sido su ruta, ser parte de la inteligencia gubernamental era el mejor camino?

Se cruzó la libreta, los lapiceros de colores, su casa al lado del campo de entrenamiento del Liverpool, el 4-3-3, la academia y todo cambió. Osorio eligió el andar de la pelota.

“Servir a mi país desde las fuerzas armadas en el área de inteligencia, investigador privado, investigando en otro país, investigando los grupos enemigos al gobierno... eso me hubiera gustado hacer”.

La frase es de Osorio hace seis años, cuando estuvo en Puebla y comentó sobre un plan B de vida si el futbol le hubiera dado la espalda.

Por ahora, el técnico de la Selección Mexicana será quien nos lleve al Mundial de Rusia y es de los entrenadores que estarán en el torneo que más tiempo ha permanecido en el banquillo durante el ciclo, de octubre de 2015 a la fecha.

***

Hay trabajos que desgastan el cuerpo, ser entrenador nacional es uno de ellos. Bastan dos imágenes para demostrarlo: Juan Carlos Osorio gritando “motherfucker” en un partido ante Nueva Zelanda en la Copa Confederaciones del año pasado: ceño fruncido, los músculos del rostro tensos como una liga, labios contraídos llenos furia. Y también Juan Carlos en la Copa Oro restirándose hacia abajo la cara con sus dos manos hasta deformarse el rostro, con sus cachetes jalados y sus ojos tamaño miniatura, eso es frustración.

Los países que mantuvieron a su entrenador el ciclo completo y que ahora estarán en Rusia son: Alemania, Francia, Portugal, Suiza, Polonia, Uruguay, Colombia, Panamá e Irán.

En promedio, para el proceso de Rusia 2018, los seleccionadores han estado en el puesto 2.5 años y 17 de ellos apenas han estado como estrategas menos de dos años.

Mantenerse en México en un puesto laboral no es sencillo (y en el futbol mucho menos).

Nuestro país tiene el índice más alto de rotación profesional en América Latina: maltrato laboral, problemas con el personal, bajos salarios o excesiva carga de trabajo son algunos de los motivos de acuerdo con el Estudio Nacional de Sueldos y Rotación de Empleo. Así, lo que ha hecho Osorio no es cualquier detalle.

[email protected]